jueves, 24 de julio de 2014

Metamorfosis


Estuvimos hace unas semanas en el territorio de la mariposa isabelina, no nos molestamos mucho en buscarla, porque en Julio, por experiencia, ya es demasiado tarde.

Pero estuvimos disfrutando mucho con otras escenas. El rio estaba lleno de "Libélulas tigre" recién salidas de su exuvia, esperando completar el desarrollo para realizar su primer vuelo y abandonar para siempre su fase acuática de larva. 


 

Es una de las metamorfosis más maravillosas y enigmáticas que puede ofrecer la naturaleza.

Es un momento crucial para ellas pues se quedan totalmente indefensas, así que el proceso debe de ser lo más rápido posible. En un rato de observación era increíble ver cómo iban estirando abdomen y alas, que al principio están absolutamente plegadas. Una pena no poder observar todo el proceso anterior de ver cómo rompían su exuvia infantil e iba saliendo su cuerpo adulto (emergencia), proceso que debe de ser muy costoso. Quedando sólamente unidas a su exuvia por esos hilillos blancos, pertenecientes al aparato respiratorio anterior.







Aún con las alas plegadas.




Estirando alas y abdomen.



Desplegando alas para que cojan fuerza. El momento es como si de repente se abriera una flor.


No sé si les compensa abandonar la comodidad del rio y pasar todo este pequeño "calvario" de la metamorfosis, pero luego al verlas patrullar su territorio, con esa velocidad aérea increíble, uno diría que sí. 

El primer vuelo, cuando ya se ven capaces al haber ejercitado y estirado las alas completamente, también es crucial, puesto que si no eligen bien el momento puede costarles la vida. De hecho muchas vuelven a caer al rio. El que les había dado la vida y había sido su hogar hasta hace nada, ahora les trae la muerte.





Conseguimos grabar un primer vuelo, y presenciamos otros. Es como un momento espiritual. ¿Qué deben sentir cuando vuelan por primera vez?

Reconozco que se lo pusimos algo difícil, pues ellas cuando salen del agua buscan colocarse en un lugar en el que no tengan obstáculos cuando salgan de la exuvia e inicien el vuelo. Cualquier choque, toque de otro insecto, mal cálculo, les haría caer al agua. Así que supongo que ésta no contaba con una cámara encima, que por cierto, esquivó muy bien, a pesar de estar pendientes de ayudarla por si chocaba contra ella, que no era cuestión de colaborar en su fracaso.  


video



Por suerte todo salió bien. El vídeo es testimonial, ya que la cámara enfocó mal, pero por si perdíamos el momento no corregimos y así quedó. Inmortalizado su primer vuelo y su exuvia de recuerdo en casa.




Parece mentira que de una cosa tan pequeña salga algo que casi triplica su tamaño. Se aprecia muy bien el lugar que ocupaban las alas plegadas.


A pesar de verlas tan frágiles, se convierten en unas voraces y perfectas voladoras. Además son muy territoriales. Sin embargo su número ha ido en disminución por alteración de su hábitat, por lo cual ha sido necesario protegerla.




Rana común


Otro proceso de metamorfosis interesante que pudimos observar fue el de la rana. Según en qué lugar, estaba en diferentes fases.



 Renacuajos.

 

 Renacuajos con patas traseras. Según los expertos, de Ranitas de San Antonio.


 

Aquí parecen apreciarse ya también patas delanteras.



En proceso de desaparición de la cola. Ya convertido en animal terrestre.
Ranita de San Antonio.


Por tanto, en el mismo día tuvimos el placer de asistir a dos procesos de metamorfosis diferentes, los dos con origen en el agua, pero uno con término en aire y otro en tierra.


Aquí un bonito vídeo de la metamorfosis de anuros. Y si os habéis quedado con más ganas de libélulas, os recomiendo estas magníficas entradas de Frikosal sobre la metamorfosis de la Libélula emperador, mucho mejor ilustradas y explicadas. Van todas enlazadas. Comenzad aquí.

martes, 15 de julio de 2014

Disfrutando con los primillas





Hace unos días nos acercamos a obsevar una colonia de cernícalos primillas. Los pollos esperaban a los padres en los nidos mientras nos divisaban desde lo alto del campanario con curiosidad.

 
 


Cada cierto tiempo "papá primilla" llegaba con su presa para cebar a los pollos, pero como no era nuestra intención interferir en tan delicada tarea, a pesar de estar lejos, no estuvimos apenas tiempo, así que preferimos dedicarnos a pasear observando a otros congéneres menos atareados.






Esta hembrita de primilla nos deleitó un buen rato con unos cuantos posados. De lo más relajada. Apenas le importaba nuestra presencia. Se estiraba, emitía sonidos, volvía a estirar las alas...

 


 


Y no cesaba de mirar cómo sus "colegas" hacían acrobacias en el aire.





Gracias a Juanfer Reboto por identificarnos estas hembras como primillas, ya que en vuelo se nos hace aún complicado diferenciarlas de las comunes.






Aquí otra hembra, algo más recelosa, que no gustaba tanto de nuestra presencia. En cuanto lo notamos, nos retiramos.




 
 

Otros regalos de la jornada:



Una preciosa oropéndola. La segunda que vemos este año. 




Ruiseñor común.


De vuelta al pueblo los cernícalos siguieron deleitándonos con sus acrobacias.



¡Esto se llama disfrutar del cielo! ¡Quién fuera ave!
.
.

martes, 8 de julio de 2014

Incoherencias en el estatus del lobo en Andalucía


.
Seguimos intentando dar voz a los casi extintos lobos de Sierra Morena con vuestra colaboración.

Informar de que recibimos ya respuesta de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía -imaginamos que lo mismo que los que colaborásteis en la petición- a nuestra Solicitud de un Plan de Recuperación para el lobo ibérico en Andalucía, establecido por el artículo 56 de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad cuando una especie se encuentra en peligro de extinción.

Lo más destacable de la respuesta tras la que se escuda la Consejería es lo siguiente:

"Le informamos que la población de Lobo en nuestra Región no se encuentra recogida en la categoría “En Peligro de Extinción” dentro del Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas.

En la actualidad, la población de Lobo en nuestra Región queda incluida en el Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, creado por el artículo 39 del Decreto 23/2012, de 14 de febrero, por el que se regula la conservación y el uso sostenible de la flora y la fauna silvestres y sus hábitats".

Pues bien, justo en ese DECRETO 23/2012 de 14 de febrero, el Artículo 41 dice lo siguiente:

Artículo 41. Planes de especies amenazadas.
1. De acuerdo con lo que establecen tanto el artículo 27 de la Ley 8/2003, de 28 de octubre, como el artículo 56 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, la catalogación de una determinada especie en alguna de las categorías de amenaza exigirá la elaboración de un plan de recuperación, conservación, reintroducción o manejo, según proceda.

Y si consideramos, y ahí viene una de las contradicciones, que el lobo se encuentra en peligro crítico de extinción en el  "Libro Rojo de los Vertebrados amenazados de Andalucía (según criterios UICN): En peligro crítico de extinción (CR)" tal cual indican en su propio Programa de Conservación del Lobo la Junta de Andalucía (podéis leer el Programa AQUÍ ), están obligados a elaborar un plan de recuperación.

¿Cómo se explica que en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas (podéis leer el Catálogo AQUÍ) el lobo esté sin catalogar y en el Libro Rojo de los Vertebrados amenazados de Andalucía (podéis leer el Libro AQUÍ, página 231 de las 321 del .pdf, o página 241 del Libro) el lobo esté en peligro crítico de extinción? Es una incoherencia absoluta.

Si os fijáis en el Catalogo Andaluz de Especies Amenazadas, el oso pardo está catalogado en peligro de extinción y ni siquiera existe en Andalucía. Quizá estén esperando a que se extinga igualmente el lobo ibérico para declararlo en peligro de extinción.


Fotografía tomada en condiciones controladas en el CEA La Dehesa


El lince también está catalogado en peligro de extinción en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas. Hace unos meses saltaba la noticia de que existen 319 linces en Andalucía  según el censo realizado por la propia Consejería. ¿Qué ocurre entonces con el lobo? ¿Cuántos lobos hay en Andalucía? Según datos de la Consejería ha habido aproximadamente unos 40 lobos hasta hace unos años. Ahora quizá ronden máximo los 10, tirando al alza, del único grupo reproductor que parece quedar según datos de Ecologistas en Acción y otros expertos. ¿Por qué esa distinción de trato entonces con esos números tan diferentes? ¿319 linces sí están en peligro de extinción y 10 lobos no? Ni aunque fueran 40, si fueran esos los datos que manejara la Consejería, algo poco creíble.

Estaría bien preguntar a la Consejería de Medio Ambiente Andaluza cuánto se gastan en control de enfermedades de fauna salvaje, o en responsabiliad patrimonial por daños de herbívoros a cultivos o accidentes de tráfico. Control que podría hacer perfectamente el lobo.


  Fotografía tomada en condiciones controladas en el el CEA La Dehesa


Por todo esto volvemos a proponer escribir a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía con el siguiente texto: 

Habiendo recibido contestación a mi petición de Solicitud de un Plan de Recuperación para el lobo ibérico en Andalucía, les informo de que el DECRETO 23/2012 de 14 de febrero, en el Artículo 41 dice lo siguiente:

"Artículo 41. DECRETO 23/2012 de 14 de febrero. Planes de especies amenazadas.
1. De acuerdo con lo que establecen tanto el artículo 27 de la Ley 8/2003, de 28 de octubre, como el artículo 56 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, la catalogación de una determinada especie en alguna de las categorías de amenaza exigirá la elaboración de un plan de recuperación, conservación, reintroducción o manejo, según proceda".

Considerando que la situación del lobo exige la primera opción, osea, la elaboración de un plan de recuperación, ya que el lobo se encuentra en peligro crítico de extinción según reza en el  "Libro Rojo de los Vertebrados amenazados de Andalucía  (según criterios UICN): En peligro crítico de extinción (CR)" tal cual indica en su propio Programa de Conservación del Lobo la Junta de Andalucía, ruego tengan en consideración elaborar un Plan de Recuperación para el lobo ibérico en su comunidad.

Indicarles que existen contradicciones en cuanto al estatus del lobo -sin catalogar- en el Catálogo de  Especies Amenazadas de Andalucía. Se debería incluir como una especie en peligro de extinción, tal cual está catalogado el lince, del cual según su propio censo del año 2013, hay 319 ejemplares.  Un número considerablemente mayor que del casi extinto lobo ibérico, del que según últimos datos ofrecidos por Ecologistas en Acción y otros expertos, queda sólamente un grupo reproductor, como máximo 10 ejemplares. Es por tanto que no se entiende que el lobo ibérico no esté catalogado de la misma forma que el lince.
 
Sería una pena que, con el currículum conservacionista que tiene Andalucía, tengan que sumar a la lista de especies extintas una tan emblemática como el lobo, que entre otras cosas podría abaratar a la Administración el coste en control de enfermedades de fauna salvaje, o en responsabiliad patrimonial por daños de herbívoros a cultivos o accidentes de tráfico. El lobo es la única especie emblemática discriminada en Andalucía y la están dejando morir, lo cual no se entiende de ninguna manera ni tiene justificación.

Atentamente...

Como siempre, peticiones AQUÍ.

Si no enviaste las primeras peticiones, eliminar el primer párrafo y sustituirlo por: Solicitud de un Plan de Recuperación para el lobo ibérico en Andalucía establecido por el artículo 56 de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad.


Fotografía tomada en condiciones controladas en el el CEA La Dehesa



Muchas gracias a los que seguís colaborando en intentar concienciar a la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía para salvar los pocos ejemplares que aún quedan en Sierra Morena. Es muy necesario.