viernes, 5 de marzo de 2010

Si Darwin levantara la cabeza...


Después de que Cataluña esté debatiendo a petición popular la prohibición de nuestra querida Fiesta Nacional (?), que desde tiempos ancestrales nos representa, petición que por cierto firmamos muchos, los dinosaurios de la derecha (entiéndase por el momento: Madrid, Valencia y Murcia) de este país no debaten, sino IMPONEN que esta Fiesta (??), que estoy segura de que si se hiciese una votación popular en toda España saldría abolida, sea Bien de Interés cultural (???).

Y me pregunto yo qué pensarían si esta salvajada que hacen a un toro se la hicieran a un perrito faldero de esos que tanto les gusta llevar en brazos a las señoras de abrigos de pieles.

No sé, pero yo me canso de luchar, no veo color. Estoy triste. Como dice mi amigo
Jesús Manzano...."ayyyy señor, llévame pronto"...



CITA de LA UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia, y la Cultura) del año 1980:

"La tauromaquia es el terrible y banal arte de torturar y matar animales en público, según unas reglas. Traumatiza a los niños y los adultos sensibles. Agrava el estado de los neurópatas atraídos por estos espectáculos. Desnaturaliza la relación entre el hombre y el animal. En ello, constituye un desafío mayor a la moral, la educación la ciencia y la cultura. La cultura es todo aquello que contribuye a volver al ser humano más sensible, más inteligente y más civilizado. La crueldad que humilla y destruye por el dolor jamás se podrá considerar cultura".

14 comentarios:

ANZAGA dijo...

Mamen aunque no lo parezca se está ganando la guerra...

Besos.

* Anai * dijo...

Y Esperanza Aguirre justifica esta imposición contandole a Gabilondo que otras manifestaciones con mucha menos relevancia(léase absurdas, entre líneas)se han convertido en bien de interás cultural... ¡Viva la España de la pandereta!
Un saludo, Mamen y no dejes que te venzan.

Mr Blogger dijo...

Si tanto defienden la fiesta nacional, que garanticen evitar el sufrimiento al toro, que es la estrella principal y sin el cual no existiría. ¿Por qué torturarlo? ¿es la tradición? las tradiciones camian y evolucionan y se adaptan... se transforman o mueren y se abandonan. Si las personas tienen derecho a poder "disfrutar" de ese "espectáculo", los toros también tienen derecho a ser tratados con respeto y no como meros objetos para el lucimiento de unos pocos. Lo que pasa es que hay tantos intereses... a saber cuanto pagan ciertos lobbies y a saber qué esperan de ciertos políticos y de qué manera pagarán estos.

Asterina dijo...

Yo últimamente también estoy en plan negativo, pero si nos cansamos de luchar contra esta sinrazón ya si que lo tenemos todo perdido. Espero que se llegue a prohibir la tortura nacional aquí (ahora o en el futuro)y sea ejemplo para otras comunidades. No tiene nada que ver con la independencia como lo quieren hacer ver los politicos. Por favor, en las próximas elecciones que no reciban ni un voto los que se creen dueños del cortijo.
Un beso y ánimos Mamen!
Por cierto, yo también sigo "no hay tiempo que perder"

artal dijo...

no nos engañemos mamen. en cataluña, como en madrid-valencia... no se trata de sufrimiento animal, cuestiones de ética o cultura y tradiciones. es solo política. cada uno arroja la piedra en la dirección que le conviene. es solo una cuestión de intereses.... políticos. sin (esos) intereses, ni unos ni otros pondrian el culo a remojar.

Joselez dijo...

Pues a mí a veces me pasa como a tí. Fíjate que aquí en Murcia, como en Madrid, la "fiesta" va a ser BIC, es decir, bien de interés cultural. Qué bien. No sé si borrarme antes de ser murciano o español, o qué, pero me da mucha vergüenza ajena que una tradición tan abominable, que no es si no maltrato animal, sea considerada cultura y no sé qué más gaitas. No, si no hay más ciego que el que no quiere ver, amiga Mamen. En fin, a ver si poco a poco se alzan más voces a favor de la cordura y en contra de estas barbaries...

Un abrazo.

Javier 16 dijo...

Es la palabra ideal: "imposición". Este es el lenguaje soez, pero sincero de la derechuza cavernaria donde, por supuesto, hay infiltrados ciertos personajillos famosos con olor a naftalina y de caspa progre e izquierdismo aburguesado, que ven en esta vergüenza cultural, una expresión de libertad.
Los que más asco me dan son los ambiguos. Aquellos que no les gusta las corridas pero, que las respetan. No se enteran del acto de tortura sobre un ser vivo, atroz y tercermundista, que confunden con arte y cultura.
¿Te imaginas? No me gusta que torturen a la gente pero, respeto a quién lo hace. En estos casos, no es buena tanta ambiguedad.
Saludos.

Miazuldemar dijo...

Gracias a todos. Sé que hay mucho de política en el tema de Cataluña, pero por algo se empieza, y si un hecho político nos da ventaja sobre el tema pues muy bienvenido sea. Mi crítica va para los que en vez de dejar hacer se reafirman en sandeces que no tienen nigún sentido. Yo no me siento representada por esa gente, ni como madrileña ni como española.

En cuanto a la fiesta de los toros recalco aquí una cita de la UNESCO en 1980(que voy a poner también en la entrada) y que hoy recuerda Jesús en su Facebook:

"La tauromaquia es el terrible y banal arte de torturar y matar animales en público, según unas reglas. Traumatiza a los niños y los adultos sensibles. Agrava el estado de los neurópatas atraídos por estos espectáculos. Desnaturaliza la relación entre el hombre y el animal. En ello, constituye un desafío mayor a la moral, la educación la ciencia y la cultura. La cultura es todo aquello que contribuye a volver al ser humano más sensible, más inteligente y más civilizado. La crueldad que humilla y destruye por el dolor jamás se podrá considerar cultura.

Miazuldemar dijo...

Ayer en el telediario de Telemadrid (o PPmadrid) una de las noticias (muy casualmente) era cómo la tauromaquia estaba presente en nuestra cultura a través de Goya o Lorca. Y despedían en telediario con la Ópera Carmen (creo) e imágenes de la Fiesta. Así todo con un ambiente muy triunfal después de comer por unos 5 minutos el coco al personal con que la fiesta era buena y que no se debía perder. Y eso en el Telediario de medio día. Es eso una gran noticia que dar???? No mencionaron para nada a Cataluña ni el debate existente, sólo lanzaron ese mensaje "cultural". Qué asco de MANIPULACIÓN TELEVISIVA.

Estrella Altair dijo...

Azul de Mar es que yo no comparto esto, es desconocer lo que significa la relación del toro con el ser humano ibero....

y quiero decir, el toro en mi tierra lo es todo, el alimento, la fortaleza, la virilidad, la vitalidad, la raza, la sangre y el tronio.

..y eso hay que respetarlo.. allá donde se quiere que así sea y no legislar temas en los que no hace falta legislar pues son parcelas intimas de la vida privda de la ciudadania.

Un abrazo

Miazuldemar dijo...

Respeto tu opinión, pero yo no puedo entender esa relación toro-hombre que mencionas cuando lo que hay por medio es una tortura para el animal, ni entiendo que eso sea cultura, ni espectáculo. Ni entiendo que se aplauda ni se jalee que a un animal le metan un espadón entre pecho y espalda, ni el tronío, ni la virilidad (de quién??) ni nada de todo eso. Ahora que tenemos más sensibilidad hacia los demás seres vivos tendríamos que darnos cuenta de que hacerle eso a un animal es una barbaridad y también lo es que eso nos represente de cara al exterior.

Para mí lo que hay que respetar es la vida del animal, ningún ser vivo tendría que sufrir así por mero gusto. No entiendo cómo no sóis capaces de poneros en la piel del toro los que estáis a favor. A mí me parece una crueldad.

¿Por qué distinto es un toro que tu perro al que bien mimas? Los dos son animales, la pena es que a uno le ha tocado representar el papel de ser protagonista de nuestra Fiesta y tener ese cruel destino.

Iván Díaz Pallarés dijo...

Saludos desde Asturias, donde la tauromaquia se está extinguiendo aceleradamente por pura demografía: Van los mismos a los toros que a misa, a las procesiones o a los bingos: los carcas, y de eso cada vez hay menos (ya lo he dicho).
Esta batalla se ganará.
A mi hijo le encanta el chorizo de toro de lidia, y las mejores dehesas de España son las dedicadas a su cría, y, ojo, ya se está cambiando el modelo económico: ya no resulta tan rentable el toro para plaza como el toro para carne exquisita (mi caso), o para turismo rural, o ganadería / agricultura ecológica. Creo que el desprecio de la juventud actual, y no digamos la futura, y la puesta en valor del toro como producto y la dehesa como bien paisajístico y agronómico acabarán, espero que en breve, con la tauromaquia.
Esperemos que así sea, yo tengo esa esperanza.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Quizá se les ocurra también recuperar la pena de muerte y, de paso, declararla Bien de Interés Cultural.

Saludos

Miazuldemar dijo...

--Muchas gracias por pasar por aquí Iván, yo también espero que así sea. De hecho estoy convencida. Se ha iniciado un movimiento cada vez mayor en contra de la tauromaquia, la gente no se siente representada por ella, es una tradición que ya está fuera de lugar en el S XXI. Por suerte somos más civilizados. Sólo es cuestión de años el que desaparezca.

--No des ideas Javier, que son capaces. ;). Les queda poquito, jaja.

Bsos!