viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz año 2011


.


Quería desearos Feliz 2011 con esta foto que me gusta mucho. Es de hace unos cuantos años pero me parece muy navideña, ¡hasta el árbol tiene una "estrella natural" coronándolo! El caso es que he buscado el original por toda la casa para escanearlo como San Google manda, ya que esta copia está tomada con otra cámara de la propia foto original, pero me ha sido imposible encontrarla entre las montañas de fotos que habitan en mi casa, y eso que he inspeccionado hasta el último sobre. Tristemente no sé dónde andará, pero aquí está la prueba de que ha existido. Así que siento que se vea tan borrosa, y siento que ninguna otra me gustara como ésta. Por otra parte no está del todo mal que sea así, ya que de este modo mi cara sigue permaneciendo aquí en el anonimato.

Me gustaría daros a todos las gracias por enseñarme tanto en este año que dejamos atrás, por hacerme reir, por removerme la conciencia, por deleitarme con vuestras ilustraciones y fotos, por dedicarme vuestros comentarios y vuestro tiempo. Egoistamente me dedico mucho más a vuestros blogs que al mio propio, por algo será. Me llenáis mucho. No os enumero uno a uno porque ya sois demasiados los autores de blogs a los que sigo y estoy segura de que no hace ni siquiera falta. Estoy encantada de absorber vuestros conocimientos, de compartirlos, de empaparme de todo el alma que volcáis en vuestras páginas, y espero seguir haciéndolo el año próximo.

¡Os deseo lo mejor en el 2011! ¡Feliz año a todos!





jueves, 9 de diciembre de 2010

Sidi Bou Said

.
.



Tenía pendiente hacer una entrada sobre los lugares interesantes que visitar en Túnez, pero creo que a Sidi Bou Said le voy a dedicar un post en exclusiva.






Situado junto al mar, era el pueblo donde las familias acomodadas construían siglos atrás sus residencias de verano.





El hijo de un multimillonario alemán amigo del gobierno tunecino advirtió del peligro que corría el pueblo si se seguía construyendo alocadamente, así que gracias a él se dictó como norma guardar la estética, usar color blanco para las fachadas y azul para puertas y ventanas.





Otros dicen que es porque el color azul protege las entradas de la casa de los malos espíritus.






Sea como sea, la pena es que se está convirtiendo en un pueblo demasiado turístico, pero la gente no pasa de la calle principal y poco más. Así que conserva aún muchísimo encanto.





Os invito a alejaros de ahí y a perderos sin prisa por los tranquilísimos rincones de Sidi Bou Said, que los tiene preciosos.






Unas puertas magníficas, algunas muy antiguas.


 

Los omnipresentes felinos del mundo musulmán también disfrutan del pueblo "blanquiazul". 




Aunque bueno, siempre hay excepciones que confirman la regla...


.
.
.
.
Más sobre Túnez:
.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Herrerillo Capuchino al amanecer

.
.



Reconozco que el título del post tiene truco. Sí es cierto que veo un Herrerillo Capuchino todos los días al amanecer, pero no se trata de uno de carne y hueso sino de una magnífica pintura que me envió su autor Lluís Sogorb, aunque está tan bien pintado que es como si fuera real.

Le debía esta entrada desde hace mucho tiempo, para que viera a su Herrerillo ya enmarcado y situado en su emplazamiento final, justo frente a la salida de mi habitación. Todos los amaneceres me da los "buenos días".

No voy a volver a repetir la trayectoria profesional de este magnífico artista que refleja tan fielmente la naturaleza, pues ya lo hice en la entrada anterior donde relataba mi buena suerte de poder hacerme con una pintura suya mediante un generoso sorteo entre sus lectores, pero sí vuelvo a enlazar su blog "Pinceladas de Naturaleza Wildlife Art"  para el que no lo conozca, de verdad que no os vais a arrepentir porque este hombre tiene un don y hace maravillas con sus pinceles.





Para mí es un orgullo tener una pintura suya original colgada en mi pared.
Muchas gracias Lluís.
.
.
.

martes, 16 de noviembre de 2010

Pintadas callejeras

Desde que le dedico menos tiempo al blog se me van acumulando las cosas. También se me acumulan los temas debido a que últimamente sólo lo dedico a naturaleza y viajes.

Con permiso me gustaría volver a la sección "Pintadas callejeras" que tanto llama mi atención. He ido recopilando material durante meses que no había salido a la luz por las causas anteriormente mencionadas.

Siempre me gustó pararme a mirar estas formas de expresión que encontramos por las calles, lo que la gente corriente piensa, tiene en mente o expone mediante un dibujo. Eso sí, con cierto gusto o mensaje.

Algunas fotos están tomadas con el móvil y lo sé, son malas.


MADRID











Estuve viendo durante meses el rostro de una mujer en Leganés (Madrid), perfectamente pintado. Bello. Nunca tuve tiempo de pararme a hacerle una fotografía. El caso es que ya no existe. A alguien se le ocurrió -para mi disgusto- pintar una tontería encima y estropearlo. Ayer mismo ví otra pintada encima de la ya segunda. Debe de ser un muro muy solicitado. Cuánto arrepentimiento me corroe al no haber fotografiado a aquella desconocida mujer. Un retrato tan bien hecho que parecía sacado de un cuadro. Probablemente se fijó en una fotografía para hacerlo.



MADRID


¡Los ojos expresivos de Dalí te pueden esperar en cualquier esquina!



CÓRDOBA




Ni en la mia. Si alguien está interesado en la lista de alimentos transgénicos publicada por Greenpeace aquí la puede encontrar. Yo creo que es interesante.




Esta pintada de fachada entera en Córdoba me llamó mucho la atención. Pintados balcón, persiana y cristales incluídos. La pintada continuaba por la esquina inferior izquierda de la casa tal cual muestro abajo, ocupando ya la otra pared perpendicular.




Pues sí, como churros. Y seguía la evolución de estos "autómatas" por la misma pared anterior.




A mí ésto me da qué pensar. 
Me viene a la mente la alienación a la que intentan someternos.




LISBOA



Un buen deseo, pero una utopía.




Lisboa está que se cae, sobre todo barrios como el de Alfama. No sé si es que no hay dinero para restaurar las fachadas, pero alguien se dedicó a suplir la falta de azulejos por el mismo diseño en graffiti. Quedaba de lo más raro a la par que curioso. Otras veces en vez de ésto se pegaban papeles pintados plastificados, o una cosa parecida, con el mismo diseño también. ¿Será cosa de la crisis?

Desde luego la cerámica portuguesa de Lisboa no tiene sustitución. Ojalá la recuperen.




Ésta me parece que representa la política de este mundo perfectamente. Unos vomitando palabrería y otros absorbiendo. Yo espero tener la trampilla cerebral bien cerrada para que no me contaminen  las ideas, de hecho creo que ya somos muchos los que estamos renegando de este sistema. 





Una buena forma de reclamar una entrada a la estación de tren, por ahí mismo, según se cruza la carretera por el paso de peatones. ¡El tiempo es oro!




No me quiero imaginar el tamaño de alguna otra cosa.





¿Cómo no? Por siempre Amália.




Esta pintada me gusta bastante, tiene una gran perspectiva y movimiento. Como si el que la hubiera realizado tuviera estudios de dibujo, aunque está desproporcionada ¿pero qué os parece el efecto de la pierna saliendo de la pared?

Bueno, dejo de andarme por las ramas, o mejor dicho, dejo de andarme por las paredes y vuelvo a las ramas. Al  otro tema que me atrae. Justo frente esta última pintada me llamó la atención un nido de Paloma bravía (Columba livia), cuyos polluelos no dejaban de reclamar alimento. En el vídeo no se aprecia bien, pero está situado en el suelo de ese balcón abandonado sobre la ropa tendida y a plena intemperie. El sitio no era para nada tranquilo, juzgad vosotros mismos.


video


Me pregunto...¿Qué factores tienen en cuenta estas aves 
a la hora de asentar sus nidos?
.

.

lunes, 25 de octubre de 2010

Túnez. El desierto


Aunque en el norte del país podamos disfrutar de montañas verdes y tierras cultivables, según se avanza hacia el sur, Túnez se convierte en desierto. Ocupa un 40% del país. No todo es propiamente el desierto del Sáhara, pero tiene muchas tierras desérticas que conducen hacia él y a sus famosas dunas de arena.

El desierto es lo que más me ha impresionado de Túnez, quizá porque es un paisaje que no había visto antes. Eso de mirar hacia el horizonte y no ver nada más que tierra que se pierde en el infinito impone pero gusta. Es una mezcla de sensaciones, tal cual la que sientes cuando hundes tus pies en la finísima arena, tan fina que parece agua en su superficie cuando la empujas al desplazarte sobre ella - gotas de arena, qué contradicción - a la vez que te invade el temor de toparte con algún escorpión o víbora. Los mismos que acaban disecados en deprimentes acristalados cuadritos a la espera de ser comprados por algún turista.


Parece increíble que la vida, ya sea humana o no, pueda establecerse en un lugar así, tan poco acogedor, tan árido, tan inhóspito, tan amenazante para la misma. Pero sí, existe.


Camelleros descansando al anochecer.


El camello es uno de los animales por excelencia del desierto ya que puede aguantar casi dos semanas sin beber y soportar durísimas condiciones. Te puedes encontrar grupos de camellos solos, perdidos, formando ganado, tal cual aquí las vacas o los caballos por ejemplo, de los cuales será aprovechada su carne y su piel, o grupos cuidados por sus pastores que se usan para el transporte. Estos pastores hacen noche en cabañas que se construyen ellos mismos y se dedican por el día a la "caza" de algún turista que pasear.
 



Los niños (aparte de jugar, como se puede ver) se encargan de cuidar
a las crias de camello,  mientras que sus padres cuidan a los adultos.




La puesta de sol en el desierto es ESPECTACULAR, desconozco si se debe a las partículas de arena que flotan en el ambiente y reflejan la luz, pero el cielo se torna de un rojizo como pocas veces he visto. Y el sol se convierte en una bola de fuego bien definida. Tengo duda en otorgar a estos atardeceres mi preferencia en detrimento de los que vi en Estambul en el Cuerno de Oro. Aún estoy por decidir en qué lugar me han gustado más.



 Cargamento de dátiles en Sabria.


De todos los pueblos que visité, Sabria fue el que más me sorprendió. Perdido en medio de la nada con  sus calles de arena, como las de muchos otros pueblos de Túnez a las puertas del desierto. Metido entre las dunas, que parece que vayan a engullirlo de un momento a otro.


Niño sentado sobre las dunas, al fondo a la derecha las casas del pueblo.


Si se levanta viento en un lugar así, como suele ser habitual, imaginaros el panorama. No me libré de que la cámara me dejase de funcionar - la arena se mete por todas partes - el objetivo no cerraba, los botones dejaban de cumplir su función de vez en cuando. Por supuesto los que apreciaban en algo su cámara ni la sacaban de su bolsa, y aún así volvían con arena a "casa". Se pegaba a la piel en una fina capa, no hablemos si llevabas protector solar. La palabra "croqueta" es la mejor que podría definirme en aquel momento.






Los niños están acostumbrados a salir a recibir a los turistas que se acercan a este "fin del mundo". Llevan tierra hasta en pestañas y oídos, pero les da igual, se revuelcan en ella. Es su hogar y su forma de vida es ésta. Me pregunto qué futuro les espera aquí tan apartados de todo.



video




Túnez cuenta también con oasis, inmensos palmerales, jamás habría pensado que tendrían tanta extensión si recuerdo escenas de películas en las que salen cuatro palmeritas y poco más. No en vano es uno de los principales productores y exportadores de dátiles del mundo. "Dedos de luz" como los llaman ellos. Grandes, dulces, naturales y riquísimos.






Cualquier hilo de agua en medio del desierto es VIDA. En estas tierras no tiene precio y es altamente valorado.





Si alguien se anima a identificar a este pajarillo...



Oasis de Chebika. 
Niños zambulléndose en una poza.



Quiero poner énfasis en la palabra "niños". Volviendo a la discriminación del género femenino, parecía que para niñas y mujeres no estaba bien visto el disfrute del placer de refrescarse del intensísimo calor que hace en esta zona del planeta (más de 50ºC) . En la foto siguiente sólo hombres disfrutaban bajo un salto de agua de unos metros y niños más allá chapoteaban como se ve. La única mujer que había estaba completamente cubierta de ropa- hiyab incluido - sentada en una sombra observando.


 Baños en el Oasis de Nefta
  

Volviendo a los animales, no me quiero dejar en el tintero a otro animal del desierto, ¿cómo no? El Fénec. Sólamente vi dos, y domesticados. En realidad ésto es ilegal, pero dudo que esta gente del desierto lo sepa.

Os presento a Katrina, que encontré en una tienda de regalos en otro pueblo  del que ya os hablaré. Katrina era como un huracán, como bien indica su nombre. Por allá por donde pasaba se oía un estruendo de cacharrillos. Mira que es nervioso este animal. No me dejó que la grabase mucho y acabó oculta en su "guarida".

El Fénec ha sido escogido en Túnez como modelo de limpieza en una campaña de marketing del gobierno, ya que "limpia" el desierto de serpientes y escorpiones. En lugares más civilizados puedes encontrar en algún rincón de la ciudad muñecos dedicados a él plantados en alguna glorieta, similares a los Ronald Mc.Donald que todos conocemos. Ojalá se logre concienciar a la población, porque desde luego se necesita limpieza en el país, pero primero hay que educar.


video



No es por nada, pero a mí "Katrina" me gusta mucho más que Ronald Mc.Donald.


Continuará...


.

jueves, 7 de octubre de 2010

Un sábado mágico

.
.



Como he comentado en el enlace anterior, este sábado pasado me pareció de lo más mágico. Estuvimos en una zona con una gran riqueza faunística. Vimos corzos, ciervos y jabalíes. Lamentablemente no hay foto de ninguno.


La familia de jabalíes nos la encontramos de sopetón después de ver numerosos indicios de su presencia, sobre todo sus característicos revolcaderos de barro, donde hasta habían dejado la impronta de la huella de su pelaje. Se veía perfectamente el sentido del crecimiento del pelo e incluso algunos pelillos perdidos incrustados en el lodo. Lo que no entiendo es cómo no descubrieron nuestra llegada antes, con lo esquivos que son, pues prácticamente estaban tumbados en el suelo metros más allá, y al toparnos -con susto mutuo- salieron como una bala en todas direcciones. Es cierto que había mucha vegetación, de ahí que ni nos vieran ni les viéramos hasta estar encima pero ¿y su prodigioso olfato? Yo prácticamente no les vi al ir en tercera posición de los cuatro que íbamos en fila india para ir sorteando la vegetación, pero escucharlos lo hice bien, y no me pareció que se alejasen mucho tras el encuentro. Se les oía gruñir y pisotear el suelo. El gruñido supongo que sería la voz de alarma, aviso de huída. Miento si digo que no me invadió ningún temor al tenerlos tan cerca, aunque no he oído a nadie que haya sido atacado por un jabalí.

Quedamos quietos unos instantes sin saber qué hacer, pues no sabíamos si tenían salida más adelante o no, y por eso se habían quedado cerca. Al poco ni un ruido más. Decidimos avanzar y ni rastro.




Llegamos a una peña con unas vistas espectaculares, que por más que intente describir me va a ser imposible, ni siquiera la fotografía le hace justicia. Los buitres volando en la lejanía con el sol reflejando en su plumaje, el rio encañonándose entre paredes calizas, los álamos ya cuasi amarillentos delatando su presencia antes de reparar en el brillo del agua, y los aviones roqueros haciendo acrobacias a toda velocidad sobre nuestras cabezas, a tanta que se les oía cortar el viento. El mismo que nos despeinaba y junto con el sol nos curtía la piel. 

De esos sitios donde te das cuenta de lo bella que es la tierra y de que sólo por ver estas imágenes, hinchar los pulmones de aire fresco y disfrutar de este momento merece la pena vivir.


Y aquí llegó el momento más mágico, sobre todo porque lo disfruté en soledad, y eso parece multiplicar su belleza. Sentada en el mirador natural aún observando la bella estampa que describo, apareció de repente un ciervo en la ladera de en frente, a escasos metros, enorme a juzgar por dónde le llegaba la vegetación al lomo, que a mí me llegaba casi por el hombro, precioso, de un color pardo rojizo, con unos cuernos impresionantes. Inmóvil con la esperanza de que no me descubriera disfruté de él unos momentos hasta que se perdió entre la espesura. Nunca he visto un ciervo tan cercano y tan bien visto, y sobre todo tan bonito. Qué ejemplar tan bello. Fue un momento muy mágico,  no dispongo de foto al estar sola, lo siento. Mis compañeros que estaban alejados de mí, a los que yo había perdido la pista, también lo vieron, pero les duró menos su visión y no les dió tiempo a obtener documento gráfico. Así son estas cosas, tan breves pero tan maravillosas, para quedar en la retina y en el recuerdo por siempre.



Según fue avanzando la tarde visiones fugaces de corzos que se nos cruzaban en el camino, los astutos duendes del bosque que apenas se dejan ver. Un "plumerillo" blanco por aquí, un salto por allá, pero nada que la cámara tuviera tiempo de captar.


Para terminar el día mágico y nuestra suerte, nos encontramos esta cornamenta de ciervo de 7 puntas que pesa lo suyo. No sé si el propietario la perdería este pasado mes de Targelión como decía Aristóteles (mes de mayo) en su Historia Animalium, que es cuando se produce el desmogue aproximadamente o quizá en alguna primavera años atrás, pues sólo conservaba intactas 5 puntas, las otras 2 a mi parecer estaban mordisqueadas, se notaba marca de dientes.  ¿Algún zorro la habría aprovechado como fuente de calcio? ¿Puede ser? Explicadme los entendidos. Se la notaba bastante desgastada, como envejecida.




Pero la magia no había acabado aún, en cuanto oscureció comenzó la berrea. Es la primera vez que la oigo, me encantó, como si estuviera asistiendo a un espectáculo más que la naturaleza nos tenía reservado y sobre lo que versan los vídeos de la entrada anterior.

¡El día tan satisfactorio nos hacía su último regalo!
.
.
.

lunes, 4 de octubre de 2010

Sonidos en la noche

¡Qué sábado más mágico viví este fin de semana! Y eso sin buscarlo siquiera. Es lo que tiene el monte, que cada día es distinto y siempre te ofrece algún regalo inesperado. Traigo sonidos, una maravilla de sonidos. Lo malo es que se oyen muy en la lejanía y habrá que subir los altavoces a tope. Si en los vídeos originales ya se oyen bajo, subirlos al blog ha producido una pérdida de intensidad, pero algo se distingue. Para dar pistas he señalado más o menos el segundo en el que se oye más nítidamente, dejad de lado el sonido de los insectos cercanos que saturan el altavoz.

Seguro que muchos sabéis de qué hablo y más en la época en la que estamos. Los que no lo sepáis quizá os suene muy tétrico, sobre todo en el último vídeo al que acompañan de fondo las campanas de la iglesia del pueblo. Como siempre, la imaginación puede volar hacia donde quieras, como ha ocurrido muchas veces en nuestra historia dando lugar a leyendas, pero todo tiene su explicación racional.

¡No esperéis ver nada! ¡Estábamos en completa oscuridad!


video
 Se aprecia mejor en el segundo 20 aprox.


video
Se aprecia mejor en el segundo 17 aprox.


video
Principio del vídeo y segundo 48 aprox.
.
.
.

martes, 28 de septiembre de 2010

Destrucción a toda costa

Me suena que este título ya ronda por alguna parte, creo que de alguna campaña de Greenpeace. Bueno, no me da tiempo a investigar demasiado. Antes que nada quería pedir perdón por el retraso del blog. Tengo aún entradas pendientes sobre  Túnez, el caso es que las tengo que hacer en casa para recopilar fotos y datos, pero el otro caso es que no paro en casa absolutamente nada, y todo lo que escribo por la red lo hago desde el trabajo. Estoy cansada. No tengo tiempo de hacer lo que quiero, ni siquiera lo que debo. Mil disculpas, de verdad, sé que no os merecéis ésto.

En mi amplio horario de oficina me voy encotrando por la red cosas que me gustaría compartir, o que veo necesario compartir. Ahí van dos que tratan prácticamente sobre el mismo tema. Una es la noticia de que ya se está emitiendo la serie "Las riberas del mar océano". La cual el Ministerio de Medio Ambiente quiso vetar debido a las alusiones a la corrupción urbanística en nuestras costas. No os la perdáis. Los domingos en horario de sobremesa a las 15.20. La noticia aquí.


Y la otra es este documental emitido por la televisión alemana que trata en parte sobre la locura inmobiliaria de España, vídeo que ha llegado a mi pantalla no sé bien cómo, y que también me gustaría compartir. Aún no he tenido tiempo de verlo entero, pero creo que merece la pena. La nota negativa es que es un vídeo comentado por la persona que lo está viendo y quizá moleste un poco, pero tiene su miga y su razón. Casi estoy por pediros -qué comico- que lo acabéis de ver y me contéis a mí.





¿ Por qué no tendrán los días 36 horas ? 
Disculpas otra vez, ¡espero volver en breve!
.
.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Toro de la Vega. Tordesillas. Valladolid.

.
.


El 14 de Septiembre como todos los años se ha llevado a cabo esta salvajada. Un ser vivo asustado y acosado, es perseguido por un montón de hombres? (permítanme dudarlo) armados con lanzas, con el objeto de hacerle sufrir hasta morir, porque seamos sinceros, en eso consiste la "fiesta".




Para mí es incomprensible que ésto se permita y siga pasando.¿Qué disfrute hay en ver sufrir a un animal? ¿En meterle de cuchilladas hasta que vomite sangre y muera? Me parece de un sadismo extremo. No entiendo  la mentalidad de esta gente. ¿Dónde está su sensibilidad? Un toro no es una cosa, es un ser vivo, con nervios y órganos como nosotros, que se asusta, siente y padece.

Para colmo luego se lo ofrecen a la virgen. Me recuerda a los sacrificios ofrecidos a los dioses de épocas pasadas, de gente sin civilizar, a la Edad de Piedra, vamos.


En fin, otro año más que no puedo evitar denunciarlo. La rabia me lleva a desear que algún día se cambien las tornas y los perseguidores se conviertan en acosados, porque eso de que los animales no sienten no se lo cree nadie. Y que sientan el pánico, horror y dolor que siente el animal. 




Quizá algún día, en alguna otra vida...les toque ser toro.


----------------------------------------------------------------------------------------------

Por si a alguien le interesa, el domingo 19 de Septiembre hay un acto antitaurino a partir de las 10:30 de la mañana en la Plaza de Ventas. A las 10:00 si quieres participar en la organización. Inscribirse para esto último en  http://www.enlapieldeltoro.org/  

En el acto también se protestará para que se debata en Madrid la ILP presentada y aceptada por la Asamblea de Madrid con 52.000 firmas de madrileños y madrileñas pidiendo la abolición de las corridas de toros en la capital. Parece ser que ni se van a molestar en debatirla como en Cataluña. Siendo mayoría el Partido ¿Popular? (permítanme volver a dudar) dan por sentado que no tendrá éxito. Seguramente sea lo más probable, pero al menos se pedirá que dejen exponer argumentos y no acallen lo que la gente piensa sin dar posibilidad de abrir la boca.
.
.

martes, 14 de septiembre de 2010

Túnez Parte II. Situación de la mujer.




Siguendo con los apuntes sobre el país, quería resaltar la situación que vive la mujer. Increíblemente Túnez es un país muy adelantado en leyes de protección hacia ésta, cosa que no se podría pensar de otro país musulmán.

Ya en 1956, por orden de Habib Bourguiba, un mandatario muy venerado en el país, se abolió la poligamia. La mujer podía solicitar divorcio, hasta entonces derecho exclusivo del marido. Incluso se legalizó el aborto para mujeres que tuvieran más de cuatro hijos. Fijaos que ésto en España era impensable y menos en el año citado.

Hoy no tienen restricciones para incorporarse al mercado laboral, algunas ocupan altos cargos y en la vida diaria las puedes encontrar como recepcionistas de hotel en las grandes ciudades o como dependientas de tienda en las zonas más rurales.

Hace unos años el gobierno emprendió una encrucijada contra el hiyab, el pañuelo que cubre la cabeza de la mujer, queriendo así dejar de lado el islamismo más radical e intentando convencer de que la pureza de espíritu se lleva por dentro y de que no hacen falta símbolos externos para mostrarla.

Parece ser que no tuvo mucho éxito pues la mayoría de las mujeres siguen llevando su hiyab, no sé si por el qué dirán, por orden del marido, o porque es una costumbre demasiado arraigada en el mundo musulmán.

Así que todos estos intentos políticos destinados a conseguir que la mujer tenga una posición menos desfavorecida con respecto al hombre, contrasta en parte con lo que se ve por las calles. Se nota en mayor medida en zonas rurales que en la ciudades, pero en estas últimas también se nota. Dos tercios de la población que te encuentras por la calle son hombres, apenas se ven mujeres sentadas en la terrazas o descansando y charlando con amigas en cualquier esquina. Cuanto menos en los pueblos.




Está mal visto que una mujer se siente en una terraza a beber té o a fumar como hacen los hombres. En zonas rurales como mucho las ves haciendo alguna compra en los mercados, pero la mayoría son hombres también. Ellas se suelen dedicar a la casa y a las tareas del campo, trabajando arduamente y llevando la mayor parte del peso del hogar. Preparan a sus maridos la shisha, esa pipa tan popular en los países musulmanes; e incluso les abanican. Es un honor para la mujer que su marido se sienta a gusto en casa.

Una mujer se puede considerar "decente" si va cubierta totalmente de negro o totalmente de blanco, dependiendo de la zona del país.




El Corán expresa que debe dedicarse al hogar y a los hijos. Vuelvo a señalar que hasta hace muy pocos años, la mujer cristiana "decente" tenía la misma labor en España, así que no hay de qué asustarse. La mujer siempre ha sido maltratada y discriminada por las religiones, sin duda invento de los hombres, aunque esto es una opinión mia muy personal.




Las playas están en su mayoría dominadas por los hombres, las pocas mujeres tunecinas que hay, que van a pasar el día con el marido y los niños, se bañan vestidas, incluso algunas con el velo o hiyab. Si ampliáis la foto podréis comprobarlo.

Quiero contar una anécdota curiosa que me pasó en apenas una hora que pisé la playa en todo el viaje. Lo primero contar el apuro que supone bañarte en bikini en una playa del mundo musulmán, al menos para mí, debido a las costumbres que cito. Después si bajas sin amigo, marido o hermano, lo siguiente es quitarte de encima a los "tunecinos plomazo", que no es que yo los denomine así, es que hasta en mi guía los califican con ese apelativo. Mujer, extranjera, sola y medio desnuda son demasiadas circunstancias juntas como para resistirse.

La anécdota siguiente me sugirió muchas cosas que pensar sobre la presión que soporta la mujer en Túnez. Estando con otra compañera de viaje sentadas en la playa (la unión hace la fuerza), llegó una mujer completamente tapada y nos pidió que le cuidáramos una pinza del pelo mientras se bañaba. Fue la excusa perfecta para quedarse pegada a nosotras, que estábamos en bikini, e intentar emular la forma de vida de las extranjeras. Creo que con la esperanza de que la confundieran con una de nosotras, se comenzó a bañar, enteramente vestida, después se quitó el pañuelo, y poco a poco, se fue quitando ropa, hasta quedarse con una especie de camisón, y justo en la orilla, haciendo fuerza con nuestra presencia se fue subiendo el vestido hasta el pecho, enseñando toda la ropa interior, con lo cual es como si también se estuviera bañando en bikini. Todo esto sin salir del agua, en la orilla tumbada, pegada a nosotras, pero se la veía perfectamente.

Al tiempo que la observaba perpleja y disfrutaba viéndola disfrutar a ella, sentí pena. Se notaba que ella quería deshacerse de todos esos yugos que llevan encima, pero la presión social no se lo permite.

Al cabo de un buen rato, salió del agua con el vestido bien colocado, completamente tapada de nuevo. Recogió su pinza y nos dió las gracias.

Esta experiencia me lleva a expresar el deseo de que ojalá algún día la mujer, entre las que me incluyo, deje de estar discriminada en este mundo por causas sociales, laborales, sexuales, políticas o religiosas. Y seguro que me dejo alguna.

Siento haberme extendido tanto con este tema, pero la ocasión lo merecía.
.


lunes, 6 de septiembre de 2010

Túnez. Parte I

..

.


Este año me tocó conocer otro país, Túnez. Fue una semana muy intensa visitando muchos lugares. Me ha gustado, eso sí, dentro de sus límites. Me ha parecido un país de contrastes. Mar y desierto, ciudades más o menos modernas y pueblos muy rurales, diferentes formas de vida y de pensamiento, todo apenas separado por 600 Km.
Si tuviera que resaltar algo negativo sería la suciedad que hay por todo el país, no hay conciencia mediambiental ninguna. Basura tirada por todas partes. Y sobre todo la situación de discriminación que vive la mujer, de la que hablaré más adelante.




GENTE

Sobre su gente tendría mucho que contar. Soy de la opinión de que en todas partes hay gente buena, pero al ir de turista, sobre todo en los países pobres, hay que tener cuidado. Mi experiencia: en sitios turísticos tienes que estar ojo avizor, cuidado con los hurtos al pasear por calles concurridas o dejar objetos de valor en la playa. Casi siempre se hacen los locos al devolverte el cambio de las compras con la esperanza de que no recuerdes que te lo tienen que devolver, incluso en los hoteles, así que no hay que tener confianza en todo el mundo que se te acerca.







Fuera de las zonas turísticas me trataron bien, incluso me llamaron para devolverme el cambio y nunca me cobraron algo diferente a lo que les cobran a los propios tunecinos. Lo mejor es no ir de turista e integrarse en la vida cotidiana de las ciudades aunque a veces es imposible debido a nuestro atuendo o apariencia, pero aún así te lo permiten y por suerte la gente normal no tiene la picaresca de los vendedores de los zocos que están todo el día entre turistas o de los "vigilantes de la playa". Hasta les extraña que entres en su tienda y si les das las gracias en dialecto tunecino te dedican una amplia sonrisa. Túnez es un país baratísimo si sales de las zonas turísticas. Pero he de decir que en ellas tampoco es un país caro, es más barato que España.



Estos días era época de Ramadán así que la actividad era poca hasta la puesta de sol, cuando ya los que lo practican pueden comer y beber. El intenso calor también hace de las suyas y obliga a gastar las menos energías posibles, porque para calor el de Túnez. Me rio yo de las olas de calor de España.




Tenemos con los tunecinos más cosas en común de las que nos creemos, ya que estuvo bajo dominación española y parte de los moriscos expulsados de España allá por el año 1610 acabaron aquí. No me voy a poner a enumerar cosas pero un ejemplo es el vocabulario: morkad (mercado) binza (pinza). E incluso algunos apellidos como Kavadu (Quevedo) o Kiunka (Cuenca).

Si queréis ver un breve atisbo de la historia de Túnez pinchad aquí.




No me voy a extender más para no hacer la entrada demasiado larga, pero me quedan muchas cosas en el tintero aún.