viernes, 9 de julio de 2010

Vencejos

Estos pájaros me han gustado desde que era niña. De forma inconsciente se fueron haciendo un huequito en mi memoria, cuando los oía ya los asociaba con el final de las clases y la próxima llegada del verano. Quizá por eso los tengo mucha simpatía. Me encanta ver sus acrobáticos y velocísimos vuelos acompañados de ese sonido tan característico. Los observo muchas veces y no llego a comprender cómo pueden hacer esa entrada tan rápida en sus nidos sin dañarse un ala, o sin toparse con algo. Qué capacidad de cálculo y concentración. Me maravilla. Tienen un comportamiento de lo más peculiar. De hecho la naturaleza no deja de maravillarme contínuamente.

Ayer amaneció nublado en Madrid, con el cielo de bochorno que precede a las tormentas de verano. Ahí estaban. Mientras disfrutaba de mi tiempo de desayuno laboral los estuve mirando. Paseé por la calle con la mirada puesta en el cielo. No había acrobacias veloces, ni esos sonidos chirriantes que me encantan. Se dedicaban a dejarse llevar por las corrientes de aire, sí, esas que preceden a las tormentas de verano, simulando ser leves, frágiles. Cualquiera diría que tienen la potencia de la que hablaba antes. Parecían plumas elevadas por el viento. Nunca los he visto así. No sé por qué me he imaginado que ayer habían hecho una pausa en su cacería de insectos en beneficio de disfrutar del dios Eolo.


De verdad, lo juro, estaban disfrutando, yo lo he visto.
¡Quién fuera pájaro!


NOMBRE: VENCEJO COMUN.
NOMBRE CIENTÍFICO: APUS APUS.
ORDEN: APODIFORMES.
FAMILIA: APODIDAE.
GÉNERO: APUS.
ALIMENTACIÓN: Insectos.
DÍA DE OBSERVACIÓN: 8 Julio 2010.
LUGAR DE OBSERVACIÓN: Madrid.

.
.

19 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Como juegan.. son increibles, planean, viven, sienten, les falta hablar....

son lindos...

Me gusta..

Besos

Iván Díaz Pallarés dijo...

Son las aves "más aves", siempre en el aire incluso durmiendo. Y no olvidemos algo importante, sobre todo, cuando, como yo, te pican los mosquitos a todas horas: la cantidad de toneladas de bichos que pican que se zampan cada verano...

Javier 16 dijo...

No me extraña en absoluto que disfrutes con tanta pasión de estas veloces aves. A mí también me apasiona mirarlos desde la terraza del pueblo. Su velocidad durante esas persecuciones en grupo, y acompañados además de vencejos reales pero en bandos diferentes, hacen vibrar el viento cuando las cuchillas de sus alas lo seccionan, provocando un zumbido audible y sobrecogedor. Cuando los vencejos llenan las poblaciones urbanas con sus estridentes chillidos, me recuerdan la llegada de los niños recién llegados de vacaciones al pueblo.

Buena elección.

Saludos.

ANZAGA dijo...

Bonita entrada...

Qué maravilla de aves, tan libres, tan viajeras,qué envidia... quizá sea por eso que cuando tenemos una oportunidad las metemos en una jaula...

Besos Mamen.

Vegetable Man dijo...

Madrid... Mañana vuelvo a mi hogar

trotalomas dijo...

A mí también me encanta observarles... De hecho, el otro día precisamente pasaba buena parte de la tarde embelesado con una pareja que se iba turnando en dar de comer a sus pollos, transitando entre el nido y el espacio aéreo con una gracilidad increíble. Declaremos a los vencejos (y a sus primos los aviones y golondrinas) surfistas entre las aves. :)

Un abrazo.

Troglo Jones dijo...

Una vez me encontré uno en la ventana, se debía haber despistado porque hacía ya mucho frío, el tío estaba tieso, ahí temblando, no se podía mover. Lo envolví un rato en una toalla, lo puse al lado del radiador, le dí un trago de güisqui, y salió pitando, más fresco que una lechuga.

Besos.

Jesús Dorda dijo...

Los movimientos de entrada a los nidos y los pasos rasantes por las esquinas de los edificios son memorizados de un año para otro. En Sevilla un edificio se quedó a medio construir durante unos cuantos años y fue ocupado por los vencejos. Un año, para su desgracia, se terminó de hacer y al llegar la primavera las aves chocaban contra sus paredes. Toda una tragedia.

Asterina dijo...

Disfrutaban ellos y disfrutaste tú por su espectáculo. La naturaleza tiene regalos para todos :)

Vilas Prat dijo...

Muy buenas Mi azul de mar.
Como tu bien dices, son aves muy especiales, tanto que si se posan en el suelo son incapaces de remontar el vuelo debido a que necesitan un desnivel para comenzar sus andanzas aéreas. Suelen estar posados en los cables de la luz y cuando quieren volar se dejan caer de los cables unos metros hacia abajo para coger la inercia del vuelo.
Saludos

Ralph dijo...

Creo que hay un error gramatical en el título de tu post, por lo menos a mí me daña la vista. Saludos.

Miazuldemar dijo...

Perdonad que no os conteste. Llevo unos días bastante estresantes, y ahora llego a la oficina después de dos días de ausencia y debo de ponerme al día. Gracias por los comentarios.

(Ralph, ¿cuál es el error?, no me extrañaría, estoy ida estos días)

Saludos a todos!

Miazuldemar dijo...

Ahora que tengo un ratín os contesto.

-Muchas gracias Estrella por tu comentario, por supuesto, son seres vivos! Tanto como nosotros o cualquier otro animal. Besos.

-Sí señor. Nos evitan mucho estos comedores de plancton aéreo. Saludos Iván!

-Javier, sí que es verdad! La comparación con los chiquillos genial! A mí me da sensación de libertad! Y el corte del aire con las alas lo escuché el otro día en un pueblo donde me senté a observarlos. Imprezzionantteee verdad?? ;) Saludetes!

-Qué tal Anzaga? Sí, queremos conservar lo que nosotros no tenemos. Al menos para poder mirarlo, sin pensar que le quitamos la vida a un ave. Qué triste me parece. Besos!

Miazuldemar dijo...

-Cuánto tiempo Vegetable Man. Pues espero que disfrutaras de la fiesta futbolera! No sé si es buen momento para venir, jaja. Saludos!

-Trota, el término "surfistas" de las aves me parece bien ;). Son increíbles sus pasadas, ¿verdad? Bsos!

-¿De verdad Troglo? Yo pensé que sólo te gustaban los loros ;) Buena acción, aunque no sé yo cómo acabaría. Ojalá tuviera suerte.

-Jesús! Qué buen dato! No sabía que lo memorizaban. La verdad que es que parece asombrosa la perfección con la que entran y salen. Lo de los edificios...ya sabes, nunca se tienen en cuenta estas cosas. ¿A quién le importa? :(( Saludo!

Y luego sigo contestando que me tengo que irrrrrrrrrrr, jaja, no paro. Que no me olvido. Muchas gracias a todos!

Miazuldemar dijo...

-Muchas gracias Asterina. La naturaleza es un espectáculo en general. Hay que estar ciego para no verlo ;)

-Qué tal chicos de Vilas? Sí, tienen cosas alucinante. Como que duerman volando y a 2.000 metros de altura. Tienen muchas curiosidades estos Apus Apus ;)

-Ralph sigo sin saber a qué te refieres. Sácame de mi ignorancia please. La verdad es que tampoco he investigado mucho.

Muchas gracias a todos!

Mr Blogger dijo...

Tranquila Mamen, si está correcto todo, seguro que a Ralph se le coló una pestaña dentro del ojo :P

Miazuldemar dijo...

Okis, pues vale.
Bsos Mr!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Hace años, en un artículo, los titulé "los kamikazes del cielo".
Saludos.

Miazuldemar dijo...

Tú siempre tan acertado Javier. Cuánta razón tenía ese titular! A mí me impresionan y me encanta verlos volar a esa velocidad. Nunca dejan de maravillarme por más años que pasen y vuelva a verlos surcar el cielo.

Saludos! ;) Gracias!