martes, 15 de febrero de 2011

Migraciones


Estos días son extraños. Como dice una canción de Sabina: "ambiguas horas que mezclan al borracho y al madrugador". Pues eso pienso yo, ambiguos días que mezclan al invernante y al estival. Unos van y otros vienen. Ayer observé una bandada de al menos cien grullas en su proceso migratorio hacia el norte. Ya comienzan a irse. ¡Si me parece que hace nada estaban bajando!

Pero lo más bonito de hoy ha sido comprobar que la primera parejita de aviones comunes ha llegado a mi bloque, donde suelen hacer nido bastantes individuos todas las temporadas estivales. Recién llegados de sus tierras africanas de invernada están inspeccionando -imagino- los nidos del año anterior. Dentro de poco los veré recoger el barro de los charcos cada día que salga a trabajar y me alegrarán la mañana, pues en cuanto me levanto lo primero que hago es levantar la persiana, respirar aire fresco y observar sus vuelos. Hasta Junio que pongan sus huevos tendrán un duro trabajo de reconstrucción por delante. 

De momento ya tengo dos nuevos vecinos. Me ha encantado verlos tan pronto. Vivir en un noveno tiene sus ventajas excepto cuando se rompe el ascensor.

Siento que no haya fotos en esta entrada. ¡Pero hay movimiento y hay vida!
.
.
.

27 comentarios:

jesus dijo...

vale mamen que estas no son horas de andar mirando blogs, pero vengo via bar, de un concierto cojonudo y me he puesto a esto. yo hoy he encontrado un grupo de garcillas. debo mirar como estan las fotos. y es que la primavera (carnaval) ya esta aqui

Miazuldemar dijo...

Spring is here! :)

Osea que tú eres de los invernantes ¿no? Los que aún andan por aquí a estas horas...jejejeje.

Pues ánimo con esas fotos! Hay que verlas! ;)

Bsos Jesús!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Hace poco menos de un par de semanas también disfruté con los bandos de grullas enfilando hacia el Norte por unos de sus pasos en el Sistema Central. Y ya están a punto de abrirse los almendros en flor. El calendario natural siempre es estimulante para quienes lo consultamos.
Saludos (incluidos los vecinos alados)

Miazuldemar dijo...

Gracias F Javier.
Sí que es estimulante mirar todo con curiosidad y darte cuenta de cosas que normalmente la gente no mira. Se siente una un poco privilegiada :)

No he vuelto a ver a mis vecinos alados. Pero ya están aquí!! Juro que los ví!!! ;)

Un abrazo!

Jesús Dorda dijo...

Todos los días miro atentamente en la estación de Chamartín, donde hay una de las más numerosas colonias de aviones comunes en la capital, porque sé que "están al caer", pero aún no han llegado.
Con estos fríos de nuevo aquí lo vana tener mal para buscar insectos.

diminuto blog dijo...

...Y esos grupos de cigüeñas (cienes y cienes) que alegran, también, con sus vuelos de bienvenida.

Que se rompa el ascensor en un noveno tampién puede ser una ventaja, aunque sólo para los críos que tienen pegado el culo a la plaiesteision.

Miazuldemar dijo...

-Qué tal Jesús! Pues yo no les he vuelto a ver el pelo (bueno, la pluma) debe de ser por estos días frios que han llegado de repente. Han desaparecido. No sé dónde andarán, ¿quizá en capas más altas buscando insectos? Cuéntame.

-Es cierto Diminuto! Las cigüeñas también las ví, y justo el día de San Blas, menos mal que algo del refrán aún conservamos :)
Las que también veo moverse mucho estos días son las gaviotas. Sobre todo ayer y hoy con el frio.

No sé reconocerlas aún, y menos tan desde abajo (yo) y ellas tan arriba. Pero me encanta el sonido que emiten, ayer mismo saliendo de trabajar las vi y oí. Me traen recuerdos marinos :):) Uhmmmmm!!

Muchas gracias a ambos!

Asterina dijo...

Yo hace días que voy mirando el cielo pero por aqui no aparecen todavía. Espero que vengan pronto porque tengo unas ganas de primavera y sacarme el frío del cuerpo que ya no aguanto. Besos!

Miazuldemar dijo...

Yo también! Creo que por eso me gusta tanto su presencia ;)

Bsos Aster!

Raúl dijo...

Es esperanzador comprobar que a pesar de como está el mundo, el ciclo vital sigue su curso deparándonos pequeños momentos de felicidad y esperanza.
Un saludo.

Miazuldemar dijo...

Qué nos queda si no? ;)
Es lo más bonito, natural y espontáneo. Lo que hace que te quites toda "la mierda" de la cabeza por un momento y te sientas parte de la naturaleza, que al fin y al cabo es lo que somos, saltándonos todo lo demás.

Gracias por la visita Raúl.
Aprovecho para decir que tengo que pasarme por un montón de blogs. No por obligación, si no por gusto. A ver si tengo un ratín.

Saludos!

Guillermo García-Saúco (W. Elderberry) dijo...

¡Saludos!
¿Aviones comunes? ¿Ya? ¡Vaya! Este año parece ir todo adelantado. La semana pasada parecióme oír un grupo de golondrinas chillando en un patio del pueblo. No sé si será verdad, pero todavía no han llegado a mi patio...
¡Que pases un buen día!

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias Guillermo por el comentario y por pasarte por aquí. Pues sí, hoy LO CONFIRMO del todo. No sé si será porque el buen tiempo ha regresado, esta mañana viniendo a la oficina había ya unos cuantos rondando los nidos del año pasado en la torre de la Iglesia.

Me encanta!! Ya están aquí amigos!! ;););)

Mr Blogger dijo...

¿Que se rompa un ascensor no es ventaja? (bueno, salvo para subir la compra). ¿Ya tu amigo el duende no te deja cosas por el camino?

Miazuldemar dijo...

Jajaja, vale, lo confieso. Subo andando todos los días al menos una vez, por hacer algo de ejercicio. Así que lo de que se rompiera el ascensor es un "rollete" que quedaba bien ;)

El duende está vago, ya no me deja nada, bueno, algún papel de caramelo de vez en cuando ;);)

Jesús Dorda dijo...

Pues sí, ya están aquí, esta mañana los he visto en la estación de Chamartín.
Esperaré a ver cuando llegan a Alpedrete, porque en el 2009 tomé nota de que llegaron el 23 de marzo, como cuento en la entrada que llamé "Los aviones sin retraso"
http://notasdecampoyjardin.blogspot.com/search?q=los+aviones+sin+retraso

Miazuldemar dijo...

Muy interesante tu entrada Jesús. ¡Osea que hasta les haces nido! En mi bloque tienen muchos nidos caídos, no sé si es la gente que los quita o que se caen por sí solos. Me temo que lo primero, así que lo peor es que los quiten cuando ya los estén reconstruyendo, con el trabajo que les costará venir desde tan lejos y empezar con la ardua tarea...

Por lo que cuentas
tengo que ir un año a verlos a Chamartín. Este año es el primero que me he estado fijando en cuándo llegan, no pensé que lo hacían tan pronto. Cuánto tardarán los vencejos??? :):):)

Abrazos!

Jesús Dorda dijo...

Les hice nido pero nunca lo han llegado a ocupar.
A los vencejos no los tengo tan controlados, pero tardan bastante más. Los veo en el museo, estaré atento este año.

Miazuldemar dijo...

Yo creo que por mayo ya reparo en ellos, pero seguramente llegan antes.

Abrazos!

Lluís Sogorb dijo...

Si, esto ya empieza a moverse. Bueno, lo cierto es que nunca se ha detenido. Si acaso, se avecinan cambios. ¡A disfrutarlos!
Saludos

Miazuldemar dijo...

En esas estamos! Gracias Lluís! ;)

Tomás dijo...

Da gusto saber que al menos las aves viajan sin tener que andar con tramites de aduanas, y que no son consideradas "ilegales" al llegar a sus lugares de destino, cuanto tenemos que aprender de la natura
Salud Mamen, Cuidate ;)

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias Tomás. Sí, la naturaleza no entiende de papeles ni trámites administrativos. Es pura, como deberíamos ser nosotros. Da gusto comprobar que quedan cosas libres en este mundo ;)

Abrazos!

Jesús Dorda dijo...

Hola de nuevo,
Como el tema sigue activo aquí estoy otra vez.
Los aviones llegaron a la estación de Chamartín... y se volvieron a ir. No sé si acudirán a dormir (no paso ni tan tarde ni tan temprano)y están buscando alimento durante el día, pero el caso es que no los he vuelto a ver. Desde luego, no están trabajando en los nidos.

Miazuldemar dijo...

Los de mi bloque también desaparecieron, pero al día siguiente de verlos, vinieron unos días frios y se fueron. Luego en días más cálidos los vi en la torre de la Iglesia y por la parte de atrás de mi edificio, no donde siempre.

No he vuelto a pasar por la Iglesia así que no sé si seguirán por allí ni los he observado en la otra parte de mi edificio tampoco.

Lo mismo el lunes me acerco a comprobar. Será este frio helador lo que les ha echado para atrás. Quizá se hayan vuelto a ir a zonas más cálidas a buscar alimento ¿no? Leí alguna vez que por ejemplo los vencejos se podían desplazar cientos de kilómetros en busca de alimento si lo necesitaban incluso dejando a los polluelos solos en el nido un tiempo. A lo mejor los aviones hacen algo parecido, ahora les interesará más buscar algo que comer que hacer los nidos. No sé, se me ocurre!

Saludos Jesús! Gracias por la información!

Tomás dijo...

Hola Mamen, he buscado tu correo y no lo he encontrado,te cuento hemos creado una nueva web en la que compartir temas de naturaleza, y me apetecía invitarte, se llama www.Quedada Natural.com, en la web de Miradas Cantábricas te explicamos un poco como es, me encantaría que nos visitaras allí de vez en cuando, y mucho más si participaras con nosotros ;)
Un muxu
Tomás Crespo,
PDT: como esta entrada va de migraciones, decirte que no migramos desde miradas, simplemente ampliamos

Miazuldemar dijo...

Hola Tomás!!! Muchísimas gracias por la invitación. He estado viendo la web y está genial, menudas fotos!

Mi problema es que no sé cómo podría yo participar porque no soy la que hago las fotos como he explicado alguna vez por aquí, sino que es mi compañero, así que creo que es él el que debería participar en la Web y no yo. Yo sólo me dedico a contar nuestras andanzas por ahí con sus fotos "prestadas". Además menudo nivel tenéis en QN, como que a mí se me queda MUY grande!! De todas formas se lo comentaré, y si yo pudiera participar de alguna otra forma que no sea con la fotografía pues me lo comentas :):):)

Muchas gracias por acordarte de mí, qué lujo :)