jueves, 28 de junio de 2012

Observación de aves y compañeros de espera




Hacer esperas a animales es algo para lo que no tengo mucha paciencia, lo reconozco, pero la espera se hace mucho más amena si se cuenta con compañeros como el que os presento, esta preciosa Empusa Pennata adulta, que para más señas es una hembra, ya que según me han ilustrado, los machos tienen más "pluma" en la cabeza. Observar un buen rato sus movimientos robóticos hace pasar buenos momentos y olvidarse del paso del tiempo. Al menos para mí, que me encantan los mantodeos. Inevitable hacerla subir a mi mano a hacer un posado para la posteridad.



 

Aquí otro simpático compañero de espera. Este ejemplar juvenil de lagarto ocelado pasó un buen rato con nosotros. Parecía tener curiosidad y de vez en cuando se nos acercaba, siempre respetando un límite para su seguridad, estuvo quizá un cuarto de hora a nuestro lado. A veces hasta dormitaba, como  yo -qué calor más insoportable-. Hasta que se cansó y se escondió en la parte inferior del tronco. Pensábamos que ya había tomado suficiente confianza, pero no, un movimiento brusco por nuestra parte le despertó del letargo y nos abandonó.





Al ser tan juvenil aún no sé si es macho o hembra, sé que los machos adultos tienen la cabeza mucho más grande que las hembras y algo desproporcionada del cuerpo. Pero en este caso no sabría decir. Se admiten sugerencias.


Y finalmente aquí el causante de nuestra espera.





Que yo no fui capaz de ver pues en tres horas apareció fugazmente tres veces. A veces ni siquiera cuando emitía sus chillidos, indicio de que iba a lanzarse a pescar se ponía a la vista, sólo oíamos el "plof". Sí le captó el objetivo de mi compañero en un posadero, él tiene mucha más paciencia que yo, pues una cuando no estaba mirando para Cuenca estaba mirando para Albacete o cansada de esperar ya dormitando bajo un árbol. Pena me dió perdérmelo, la verdad. Sólo he visto uno en mi vida que recuerde, y pasar como un rayo a lo largo del rio dejando tras de sí una estela fugaz azul. Ni tiempo me dió a verlo en condiciones.





NOMBRE: MARTÍN PESCADOR
NOMBRE CIENTÍFICO: ALCEDO ATTHIS
ORDEN: CORACIIFORME
FAMILIA: ALCEDINIDAE.
ALIMENTACIÓN: Peces, insectos acuáticos, crustáceos, renacuajos.
FECHA Y LUGAR DE OBSERVACIÓN: Guadalajara. 23 de Junio de 2012



 


¡Foto "finish" de nuestro bonito protagonista!

.
.
.
.

13 comentarios:

Ars Natura dijo...

Qué bonitos entretenimientos te buscas en las esperas!

Pero hay que estar a lo que ay que estar... ya sabes lo que pasa si no lo haces...

Ya que te has propuesto sexar tus observaciones, te cuento que el martín pescador que observásteis es aparentemente un macho. Digo lo de aparentemente porque en la foto no se aprecia suficientemente bien, pero parece tener la base del pico negra, como es costumbre en los machos de esta especie. Las hembras lo tiene de otro color (no tediré ahora de cual, así te entretienes con la búsqueda y te sorprenderás con el resultado).

Miazuldemar dijo...

Hola Goyo! Pues gracias por la información. Acabo de descubrir que las hembras tienen la parte inferior del pico roja ¿no? No sé cómo se ven a tamaño natural las fotos en blogger, quizá ahí se podría observar mejor el color del pico.

¿Qué me dices el ocelado? ¿Alguna indicación? ;)

Muchas gracias! Saludos!

David Álvarez dijo...

Muy interesante la entrada, Mamen. Que chula es la Emphusa, por aquí arriba no las tenemos y nunca he visto una en vivo y en directo, pero me parece un bicho alucinante.

El ocelado creo que aun no se puede distinguir el sexo por el aspecto y el martín si, y creo que por el color del pico es un macho.

un abrazo

Ars Natura dijo...

Del ocelado sólo puedo decir que es un/a jovenzuelo/a muy guapo/a.

Miazuldemar dijo...

Gracias chicos. Sí que era guapo el lagartillo, además muy confiado.

David es que las Empusas son hipnóticas! No se cansa uno de mirarlas. Ya tendrás la oportunidad seguro.

Un abrazo a los dos.

jesus dijo...

menos paciencia me temo que tengo yo, mamen, que los entretenimientos suelen sacarme de la finalidad. poco paciente y disperso, la bomba, vaya!

Miazuldemar dijo...

Pues ya somos dos. Aunque los entretenimientos también dan sus frutos. Saluditos!

Tomás Crespo dijo...

¡ Hay que cultivar esa paciencia! ;), tres horitas se pueden hacer muy largas, pero la espera siempre puede hacerse amena , los visitantes ocasionales ayudan, y los habéis sabido aprovechar La mantis y el ocelado, han quedado muy wapos, la buena compañía es importante, pero sobre todo a mi me anima, ese no se que, que te dice que en cualquier momento puede aparecer algo, quien sabe que , quizás el martín puede posarse delante tuyo y hacer un doble tirabuzón antes de sumergirse, o quizás no, buen documento de tu compañero el que obtuvo de ese martín. ZZuerte en el próximo intento.

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias, ya hay por ahí alguna otra foto de otra espera. A ver si me pongo.

A mí, como siempre, me cuesta, creo que soy demasiado nerviosa para estar tanto tiempo parada.

Salud Tomás!! Gracias!

Jesús Dorda dijo...

Hola Mamen. El ocelado creo que es un poco joven para saber el sexo. Quizás en la mano, según sean los poros femorales se podría ver. Pero, desde luego, nuestra curiosidad no justificaría la molestia al animal.
El martín es una fiesta verlo.
Saludos

Miazuldemar dijo...

La verdad que no, para un lagarto que se me acerca y no al revés, no pensé en molestarle.

El otro día te ví de nuevo en Telemadrid o en una cadena afín, no recuerdo bien, por el programa de las víboras :)) Pongo la tele y digo...Anda! Mira Jesús! ;) Repitieron programa. Un placer volver a escucharte.

Saludos!!

Ralph dijo...

Por lo que se ve estás disfrutando en tus salidas y desconectando del mundanal ruido. Saludos.

Miazuldemar dijo...

Hola Ralph. Bueno, ciertamente ahora no las disfruto demasiado, hace muuuuucho calor para andar, hasta para estar bajo un árbol. Pero se hace lo que se puede.

Un saludo!