viernes, 8 de febrero de 2013

De invierno son las galas de nuestra fauna poderosa...







El otro día leí a Luis Miguel Domínguez Mencía esta frase: "De invierno son las galas de casi toda nuestra fauna poderosa.....de escarchas y rumores están hechas sus noches de amor". Simplemente me encantó. Vuelve la VIDA.

Así que el fin de semana del 26 de Enero salimos a ver si los buitres ya estaban haciendo nido pues comenzó la época de celo. Tenía yo apuntado que el 14 de Enero del año pasado estaban frenéticamente dedicados a ello. Pues el 26 de Enero de este año nada. Apenas algún grito de celo perdido en la lejanía, pero ni acarreo de ramas ni nada de nada. Muy poca actividad. Algún vuelo de cortejo pero poca cosa. No sé bien qué ha motivado este retraso puesto que en otras partes de España ya estaban a ello. Desilusión.





Tampoco entiendo bien por qué algunos se empeñan en acabar con la VIDA y se permite cazar cuando se supone que es época de cria de los buitres. Los disparos se escuchaban en el barranco. Encontramos como prueba de ello esta lanza olvidada por algún cazador con mala memoria. Observad el detalle: cuernito de corzo en el extremo.




Me espanta bastante.
Queda a buen recaudo, ya no vuelve a alancear a ningún animal.



   

Muchos carboneros garrapinos según en qué zona. Triste es que el objetivo no captase a ninguno vivo y sí a éste recién muerto que recogimos del suelo. Pobre, con lo majetes que son estos pajarillos. Nada especial que indique el por qué de su muerte. ¿Quizá el frio?     






 Para compensar la jornada...el encuentro con los duendes, como siempre. Ellos nunca defraudan.






Y para acabar la visión lejana de dos piaras de jabalíes en los campos. Un grupo de cinco y otros tantos en otro campo. Estos últimos casi desaparecieron al instante. Los demás aguantaron un poco más, lo suficiente para tomar testimonio de su presencia. Suerte que el viento venía hacia nosotros.    





"De invierno son las galas de casi toda nuestra fauna poderosa.....
de escarchas y rumores están hechas sus noches de amor" 


Habrá que seguir intentando sorprender a nuestra fauna poderosa en sus galanteos amorosos. Quizá la próxima vez tengamos más suerte. 

¡Un saludo amigos! 



10 comentarios:

Ars Natura dijo...

A mitambién me ha gustado la frase de Luis Miguel Domínguez...

... y tu paseo invernal...

Un abrazo.

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias Ars.
Un abrazo.

Javier 16 dijo...

Bueno, aunque parezca raro, los pajarillos también perecen por diversas causas ajenas a la depredación. Solamente una necropsia podría determinar la muerte del garrapinos.

Saludos.

Jesús Dorda dijo...

Como les ocurre a las grandes aves, para que sus hijos nazcan cuando más alimento haya, sus celos tienen que ser entre el otoño y el pleno invierno. Curiosamente tus queridos corzos se saltan la norma y comienzan la preñez cuando les conviene, aunque las cópulas hayan sido en otras épocas, para que las crías nazcan en mayo.

Miazuldemar dijo...

Sí Javier, mala suerte la del pajarillo, con lo que alegran el bosque.

Gracias, un saludo.

Miazuldemar dijo...

Hola Jesús. Ya había leído sobre los corzos, la hembra es capaz de pausar el desarrollo del embrión hasta que las condiciones sean propicias ¿no? ¡Qué sabia es la naturaleza!

Muchas gracias por la aportación.

Un saludo!!!

PMPilar dijo...

Para aprender de la vida por la vida solo hay que parar un instante y mirar con calma el simple vuelo/revuelo de las aves.

¿Conoces el espectacular ir y venir de las grullas, en la laguna de Gallocanta (Zaragoza)?

Bien vale la pena

Un saludo

Miazuldemar dijo...

Hola PMPilar. Bienvenida. Qué difícil es parar a veces ¿eh? A mí me cuesta mucho, el tiempo me engulle. Pero qué necesario es.

Las grullas las veo muchas veces en migración por aquí, pero nunca las he visto en suelo, no, no conozco Gallocanta. Es un sitio pendiente aún. Habrá que hacerle una visita. Imagino que será una pasada.

Gracias por el comentario. Un saludo!

Wili y Colasina. dijo...

Esa lanza se la metíamos por la cloaca al que la olvidó. Por suerte, los garrapinos también mueren de viejos, mejor pensar que este fue el final del que recogiste. Nosotros no cansamos nunca de fotografiarlos, son tan vivarachos y tan listos...
Un abrazo.

Miazuldemar dijo...

Hola Wili y Colasina! Pues yo también se la metía por tal sitio. Además pesaba como una condenada! Pero preferí llevarla todo el camino que dejarla allí para que volviera a caer en manos malignas.

Ánimo que ya estamos en primavera. A ver si este tiempo nos deja y salimos ya a fotografiar pajarines :)

Saludos! Y gracias!