sábado, 17 de enero de 2015

Búsqueda fallida del Gran Duque

 .
El sábado pasado fuimos invitados por unos amigos a observar búhos reales. La búsqueda fue infructuosa, pues seguramente estén ya en los nidos. Pero a cambio nos llevamos un buen número de observaciones y pasamos una mañana agradable que comenzó con un par de buitres negros en la lejanía posados en un árbol junto a un posadero de milanos reales (Milvus milvus), acompañados de algunas urracas.




Buitre negro (Aegypius monachus) a la derecha junto a una urraca, mientras que su compañero que hasta hace instantes había estado a su lado decidió volar y bajar a un sembrado cercano. Posadero de milanos relaes a la izquierda.


 

(Milvus milvus)

Valgan estas fotos testimoniales para el buen comienzo del día.



Otro encuentro perfecto:



¡Este precioso azor!
(Accipiter gentilis)




Pudimos disfrutar también de este ratonero (Buteo buteo), grande y con un plumaje muy claro, seguramente según referencias proveniente del norte.




Otro al que era una delicia observar mientras intentaba buscar algo que llevarse al pico,
 este aguilucho pálido ( Circus cyaneus ).




Amigos más modestos que nunca defraudan: los cernícalos.  



(Falco tinnunculus)

 No se cansa un@ de observar cómo se ciernen en el aire, "pequeñillos" pero matones. A nosotros nos parecen igual de bonitos que cualquier otra rapaz.


Los Picos picapinos se delataban por sus sonidos  (Dendrocopos major). Quién no ha escuchado el famoso repiqueteo del "toc toc toc toc" en los troncos.


 


Para acabar, los mamíferos, con los que también siempre es agradable encontrarse.

 

Una preciosa corcita.


Por suerte no suponemos ningún peligro para ella .



 



Y para finalizar esta foto tan especial. Nunca os creáis que estáis solos. Muchos pares de ojos os observan escondidos. Este zorro lo hacía desde la distancia cobijado por la espesura del campo de labor. Ese pelo suave y rojizo observado con prismáticos a través del cual pasaban los rayos del sol, hizo que al fin de la mañana nos quedase un regusto especial a pesar de no haber visto al protagonista de la escapada. 

¡Volveremos al por el Gran Duque! 

Gracias por la jornada a nuestros amigos Juanfer y Jesús de 
.
.

7 comentarios:

Jesus dijo...

No hemos vuelto a ver los buhos en la ribera del rio... vimos a la gran hembra en el pinar de arriba, posada en el suelo a última hora de la tarde.
Algo huele mal por abajo. Esperemos que solo sea que las hembras están ya sobre los huevos.
Me ha gustado mucho la entrada, aunque más la mañana que pasamos con vosotros. Un abrazo.

Lienzo tierra dijo...

Pues ojalá todo siga su curso y no haya ocurrido nada malo. Ya irás comentando. Gracias Jesús. Abrazos.

Javier G. dijo...


Con el uso de telescopio.
Ayer fui a un lugar donde no habían iniciado la puesta y, como el lugar es frecuentado por cazadores, he imitado el canto de la rapaz para saber de ella aprovechando la ausencia de escopetas y, sin darme cuenta, he tenido al macho sobre mí a unos 40 metros. Como siempre, no veo por donde llega. Me miraba con atención y, para que no me relacionara con el canto, he callado hasta que se ha ocultado a cinco metros.
En este lugar mataron ya a una hembra preciosa de la que hablé en una entrada.

Saludos

Lienzo tierra dijo...

Pues ya ves. A mí me parece muy difícil dar con ellos. Si vosotros que sois expertos no lo conseguís! Lo de los cazadores sin comentarios, cada vez estoy más quemada con ese tema. No sé cómo se puede disparar a un animal tan bellísimo. Para mí lo es. Saludos Javier! Gracias.

Javier G. dijo...

Estas fechas son muy delicadas y hay que ir a tiro "hecho"; sabiendo donde anidará la pareja y, así, poder disfrutar desde la distancia con telescopio. La hembra está mas tranquila cuando incuba que cuando los pollos comienzan a moverse.
(Mejor que experto, privilegiado)

Saludos y suerte

Germán Ibarra Zorrilla dijo...

La foto de la corza saltando vale lo que un búho real, es preciosa. Saludos desde Fauna Compacta blogspot

Lienzo tierra dijo...

Muchas gracias Germán. Un saludo también para tí.