jueves, 26 de febrero de 2009

Caracena, villa medieval.

 
Este pueblo soriano siempre me ha gustado por la historia que desprende. Hace dieciséis años, cuando lo visité por primera vez haciendo una ruta, tenía once habitantes. No había vuelto desde entonces, ahora rondará los veinte si cabe, en consonancia con el apogeo del turismo rural .

¡Y pensar que antes los reyes luchaban por conquistarlo debido a la ubicación en la que se encuentra!

Tiene vistas a dos barrancos entre los cuales se levanta. Allá en la lejanía, se puede divisar perfectamente la poderosa Fortaleza califal de Gormaz. Así que la situación estratégica es inmejorable.

Fortaleza de Gormaz desde Caracena

Con un pasado medieval esplendoroso, a Caracena pertenecían treinta aldeas en el S XII. Sus innumerables restos así lo demuestran. El rollo barroco (1738) de su plaza, señala su carácter de plena jurisdicción, de hecho aún tiene su propia autonomía municipal y propio ayuntamiento.


Rollo
La muralla que circunda-circundaba, porque sólo quedan restos- el pueblo es del mismo siglo, así como el puente por donde se entraba a todo el recinto.


El que fue puente románico de acceso

Tuvo también cárcel y un hospital del que ya sólo queda una pared en pie-que yo viera- con un significativo arco conopial de influencia musulmana pero usado en el gótico tardío.

Ventana hospital con arco conopial

Una torre de vigilancia que contaba con dos pisos y una estancia en la parte alta, recibía a los habitantes en la entrada del pueblo. En la foto aparece junto con las dos Iglesias románicas originarias de la primera mitad del S XII. Una es la de Santa María; la otra es sin duda, junto con el castillo, la joya de Caracena.


Torre de vigilancia
Hablo de la Iglesia de San Pedro, con una galería porticada de siete arcos y una torsión preciosa en unas de sus columnas.


Entretenido es observar las escenas de los capiteles.


En ésta luchan dos caballeros aludiendo al orden del Universo.


El castillo es impresionante, del mismo siglo. Tuvo mucha influencia en la época de los Reyes Católicos, en nombre de los cuales se confisca y demuele.



Sin embargo en 1491 se reedifica especialmente concebido para las armas de fuego como indican sus torres (troneras) con numerosos huecos de vigilancia y disparo .

Hoy está totalmente en ruinas y sólo quedan algunos muros en pie.



Lo que fue la puerta de entrada principal

Se derrumbará del todo con el paso del tiempo, y alguna vez dejará de dominar las vista del barranco por el que accedimos a él desde Valderromán, sí, el pueblo vecino de "la gran encina", al que dediqué ya una entrada.




Foso


Interior del castillo
Lo único feo de la jornada fue la gran cantidad de desperdicios que nos encontramos a la llegada a Caracena por el mencionado barranco, que no es un lugar de paso, pero que escogimos para llegar al pueblo. En fin, alguno hasta hubiera cogido piezas para un museo. Muy triste.

Concluyendo, me encanta pasear por sitios que tienen tanta historia, porque como digo siempre..."¡Si las piedras hablasen!" Yo estaría encantada de escucharlas.

Y ya para acabar nos despide el más simpático habitante del pueblo, este cachorro de husky con el que jugueteamos un rato.

Adios guapo.

A ver si algún día me prestas esos ojazos azul polar que tienes.

viernes, 20 de febrero de 2009

Como me aburro, me voy a matar un rato

 
Parece ser ése el "deporte" que practican nuestras altas esferas políticas. La caza ya no es sólo de señoritos, sino también de la izquierda de este país, que al llegar al poder se convierten en señoritos igualmente. Contando que un puesto de caza puede costar unos cuantos miles de euros, pues parece que la crisis es sólo para los de siempre, el pueblo llano.
Así nuestros políticos pueden permitirse el gastar un dinero que le pagamos todos los españolitos en este tipo de cosas, en arreglarse un despacho a tutiplén o en micros para espiarse y sacarse la mierda los unos a los otros. Vamos, un circo.


Y lo malo es que la gente buena nunca va a llegar al poder, porque los honrados no valemos para eso. Para estar arriba hay que ser listo, y los buenos, de buenos son tontos, así que no se puede contar con ellos.

¿Cómo se van a hacer leyes que protejan a los animales si todos los peces gordos del país andan metidos en el ajo?, tanto los de un lado como los de otro. A mí me avergüenza y me indigna.




Y luego está el tema la "fiesta nacional". Ayer recibí un mail del Defensor del Pueblo, respondiendo a otro que yo había enviado quejándome sobre la "fiesta" y sobre la retransmisión de corridas- me han dado un número de expediente y todo, qué importante soy- la pena es que lo he borrado sin querer porque lo pensaba colgar aquí.

Más que nada venía a decir que por la Ley tal y tal, y el artículo tal y tal, se pueden seguir retransmitiendo y realizando corridas mientras no se estipule o salga una ley que diga lo contrario. Así que todo se resumía en una frase final, pero que traduje en un "que te den" bastante arrogante.



Muchas veces me pregunto...¿para qué protestar? Si mira lo que hacen nuestros gobernantes y los que no lo son, pero lo serán. Se siente una tan impotente...


Menos mal que...




...donde pensar en ellos.

lunes, 16 de febrero de 2009

Grullas en migración

Cada vez me satisface más observar la naturaleza. Últimamente me estoy empapando de blogs dedicados a la observación de aves y mamíferos, y la verdad que es muy gratificante después de una jornada en el campo, volver a casa habiendo descubierto algo que merezca la pena.

Estos días se puede observar a las grullas en migración volviendo hacia el norte. Para mí al menos es un espectáculo mirar al cielo y verlas pasar, un "escuadrón" detrás de otro. No calculo mal si digo que en el rato que estuvimos observando pasaron al menos ochocientas. Tan sólo en este grupo que aparece en el vídeo hay doscientas ochenta, contadas a vídeo pausado.

Su colocación en forma de "V" y el sonido característico que emiten, que se oye desde la lejanía pese a lo altas que vuelan, las hace inconfundibles. Las he llegado a ver sobrevolar mi ciudad también, donde es más difícil oirlas por el ruido que hay, pero con un poco de suerte, si hay silencio, las puedes oir, miras hacia arriba y ¡ahí están!

Las grullas tienen dos rutas de migración. La Occidental y la Oriental. 


La primera es la que las hace llegar a España hasta Extremadura, donde pasan el invierno, algunas llegan hasta Africa. Supongo que por ser el invierno más cáli
do que en el norte de Europa.

Ya en otoño comienzan a surcar nuestros cielos para invernar. La Laguna de Gallocanta en Aragón es zona de descanso de migración y cita obligada de observación, aunque algunas pasan el invierno definitivamente allí. Sin embargo ahora, a punto de llegar la primavera, nos abandonan y vuelven al norte de Europa.

En el vídeo se aprecia cómo un grupo que viene el dirección contraria hace despistarse a otro que vuela en perfecta formación. El caso es que no tardaron nada en reorganizarse y seguir dirección norte.



video


Qué pena que el vídeo haya perdido calidad al colgarlo, casi ni merece la pena, pero bueno, al menos se aprecia algo.

Si subís el volúmen oiréis los característicos graznidos.
-aparte de a otros dos "grullos" que es que no paran-

jueves, 5 de febrero de 2009

Pintadas callejeras

TENERIFE

Una vez más, mi amigo Mr. Blogger, cámara en mano, se ha lanzado a la calle para regalarme una pintada callejera para mi sección.

Ahí la cuelgo.



Ya sabéis, haced lo mismo si os apetece enseñar alguna pintada de vuestro barrio o ciudad, no lo dudéis. No hace falta que tengan historia, aunque si la tienen siempre podemos completar con ella el post.

¡Muchas gracias Mr!