lunes, 25 de octubre de 2010

Túnez. El desierto


Aunque en el norte del país podamos disfrutar de montañas verdes y tierras cultivables, según se avanza hacia el sur, Túnez se convierte en desierto. Ocupa un 40% del país. No todo es propiamente el desierto del Sáhara, pero tiene muchas tierras desérticas que conducen hacia él y a sus famosas dunas de arena.

El desierto es lo que más me ha impresionado de Túnez, quizá porque es un paisaje que no había visto antes. Eso de mirar hacia el horizonte y no ver nada más que tierra que se pierde en el infinito impone pero gusta. Es una mezcla de sensaciones, tal cual la que sientes cuando hundes tus pies en la finísima arena, tan fina que parece agua en su superficie cuando la empujas al desplazarte sobre ella - gotas de arena, qué contradicción - a la vez que te invade el temor de toparte con algún escorpión o víbora. Los mismos que acaban disecados en deprimentes acristalados cuadritos a la espera de ser comprados por algún turista.


Parece increíble que la vida, ya sea humana o no, pueda establecerse en un lugar así, tan poco acogedor, tan árido, tan inhóspito, tan amenazante para la misma. Pero sí, existe.


Camelleros descansando al anochecer.


El camello es uno de los animales por excelencia del desierto ya que puede aguantar casi dos semanas sin beber y soportar durísimas condiciones. Te puedes encontrar grupos de camellos solos, perdidos, formando ganado, tal cual aquí las vacas o los caballos por ejemplo, de los cuales será aprovechada su carne y su piel, o grupos cuidados por sus pastores que se usan para el transporte. Estos pastores hacen noche en cabañas que se construyen ellos mismos y se dedican por el día a la "caza" de algún turista que pasear.
 



Los niños (aparte de jugar, como se puede ver) se encargan de cuidar
a las crias de camello,  mientras que sus padres cuidan a los adultos.




La puesta de sol en el desierto es ESPECTACULAR, desconozco si se debe a las partículas de arena que flotan en el ambiente y reflejan la luz, pero el cielo se torna de un rojizo como pocas veces he visto. Y el sol se convierte en una bola de fuego bien definida. Tengo duda en otorgar a estos atardeceres mi preferencia en detrimento de los que vi en Estambul en el Cuerno de Oro. Aún estoy por decidir en qué lugar me han gustado más.



 Cargamento de dátiles en Sabria.


De todos los pueblos que visité, Sabria fue el que más me sorprendió. Perdido en medio de la nada con  sus calles de arena, como las de muchos otros pueblos de Túnez a las puertas del desierto. Metido entre las dunas, que parece que vayan a engullirlo de un momento a otro.


Niño sentado sobre las dunas, al fondo a la derecha las casas del pueblo.


Si se levanta viento en un lugar así, como suele ser habitual, imaginaros el panorama. No me libré de que la cámara me dejase de funcionar - la arena se mete por todas partes - el objetivo no cerraba, los botones dejaban de cumplir su función de vez en cuando. Por supuesto los que apreciaban en algo su cámara ni la sacaban de su bolsa, y aún así volvían con arena a "casa". Se pegaba a la piel en una fina capa, no hablemos si llevabas protector solar. La palabra "croqueta" es la mejor que podría definirme en aquel momento.






Los niños están acostumbrados a salir a recibir a los turistas que se acercan a este "fin del mundo". Llevan tierra hasta en pestañas y oídos, pero les da igual, se revuelcan en ella. Es su hogar y su forma de vida es ésta. Me pregunto qué futuro les espera aquí tan apartados de todo.



video




Túnez cuenta también con oasis, inmensos palmerales, jamás habría pensado que tendrían tanta extensión si recuerdo escenas de películas en las que salen cuatro palmeritas y poco más. No en vano es uno de los principales productores y exportadores de dátiles del mundo. "Dedos de luz" como los llaman ellos. Grandes, dulces, naturales y riquísimos.






Cualquier hilo de agua en medio del desierto es VIDA. En estas tierras no tiene precio y es altamente valorado.





Si alguien se anima a identificar a este pajarillo...



Oasis de Chebika. 
Niños zambulléndose en una poza.



Quiero poner énfasis en la palabra "niños". Volviendo a la discriminación del género femenino, parecía que para niñas y mujeres no estaba bien visto el disfrute del placer de refrescarse del intensísimo calor que hace en esta zona del planeta (más de 50ºC) . En la foto siguiente sólo hombres disfrutaban bajo un salto de agua de unos metros y niños más allá chapoteaban como se ve. La única mujer que había estaba completamente cubierta de ropa- hiyab incluido - sentada en una sombra observando.


 Baños en el Oasis de Nefta
  

Volviendo a los animales, no me quiero dejar en el tintero a otro animal del desierto, ¿cómo no? El Fénec. Sólamente vi dos, y domesticados. En realidad ésto es ilegal, pero dudo que esta gente del desierto lo sepa.

Os presento a Katrina, que encontré en una tienda de regalos en otro pueblo  del que ya os hablaré. Katrina era como un huracán, como bien indica su nombre. Por allá por donde pasaba se oía un estruendo de cacharrillos. Mira que es nervioso este animal. No me dejó que la grabase mucho y acabó oculta en su "guarida".

El Fénec ha sido escogido en Túnez como modelo de limpieza en una campaña de marketing del gobierno, ya que "limpia" el desierto de serpientes y escorpiones. En lugares más civilizados puedes encontrar en algún rincón de la ciudad muñecos dedicados a él plantados en alguna glorieta, similares a los Ronald Mc.Donald que todos conocemos. Ojalá se logre concienciar a la población, porque desde luego se necesita limpieza en el país, pero primero hay que educar.


video



No es por nada, pero a mí "Katrina" me gusta mucho más que Ronald Mc.Donald.


Continuará...


.

29 comentarios:

Trekking y Aventura dijo...

Buen post. Los desierto son una experiencia que hay que vivir. he escrito alguna cosa al respecto, si te quieres pasar por mi blog.
JAM

Trekking y Aventura dijo...

Los desiertos producen sensaciones inigualables. he escrito algo en mi blog sobre esto. Por si quieres darte una vuelta.
http://trekkingyaventura.blogspot.com/2010/10/desiertos-algo-que-hay-que-vivir-al.html
JAM

Mr Blogger dijo...

Hola, lo desierto es una experiencia increíble. pásate por mi blog que últimamente está desierto xDXD

Mr Blogger dijo...

Ahora en serio, los humanos se adaptan a cualquier cosa (a veces en armonía, a veces destrozándolo todo para hacerlo), por eso aún no nos hemos extinguido supongo.

No te preguntes qué futuro le espera a esos niños que tu dices apartados de todo, pues realmente ese es su sitio, esa es su vida, y si no viene gente de fuera para arruinarla serán felices así. Ojalá muchos de los que vivimos en sitios más civilizados pudieran entender la vida de manera simple como ellos y dejaran de comerse el coco con trivialidades y estúpidas tendencias que nos entran por los ojos en los anuncios, en la tele, por los oídos en la radio, etc.

jesus dijo...

te has hecho esperar eh?
del desierto ademas de los oasis lo que me sorprendio fueron los espejismos. eso de ver el agua o creer ver como unas islas sobresaliendo en el horizonte.

Miazuldemar dijo...

--Hola Trekking y...! Pues sí. Es una experiencia. Como tantos otros paisajes diferentes que habría que visitar, pero es que falta dinero y tiempo! En cuanto pueda me paso. Gracias, un saludo.

--Jejeje, Mr. Ya, si es que últimamente me pierdo. Ya me pasaré por tu desierto también, jaja. Sí que hay veces que te preguntas dónde serían más felices los niños, si aquí o en sus países aunque tengan muchas menos cosas que nosotros y siempre me quedan dudas. El caso es que los ves tan felices!! Muchas veces más que en los países más civilizados, pero la cosa cambia cuando crecen y aumentan las necesidades.

--Sí Jesús. Lo siento, es que últimamente ando muy pillada de tiempo, y aparte se me jorobó el internet en casa. Luego quiero hacer unas entradas tan elaboradas seleccionando fotos, cargando vídeos...etc, que me llevan su tiempo. Excuse me ;)

Joooo se me ha olvidado hablar de los espejismos!!!! Cierto!! Bueno, pues lo tengo pendiente. Sí, sí!! Te parece ver cualquier cosa verdad? Mmmmm...interesante tema! Gracias por recordármelo! Hablaré.

Besos a todos!

Luuuuuua dijo...

f interesant blog,felicitari

David Álvarez dijo...

Hola Mamen, muy buen reportaje y muy buenas las fotos. Solemos pensar que los desiertos son algo inhospito y feo y no es así.
un saludo

Miazuldemar dijo...

--Gracias Luua!

--Gracias David. ¡Y tantas cosas que no vi, o tantas que me perdí! ¡Y tantas que me dejo por contar! Supongo que vivir allí es duro, otra cosa es estar de visita. Pero tiene mucha magia el desierto. Ir a Túnez y no verlo..no sé, te pierdes lo más auténtico. ¡Y los animales que hay! Porque parece mentira pero los hay. Sólo he contado por encima. Merece la pena hacer una visita.

Saludos!!

Javier 16 dijo...

Si no fuera por los oasis, eso estaría muy desierto. El desierto también tiene su encanto.
El pajarillo con sed es un escribano sahariano, primo hermano del escribano montesino nuestro.

Saludos.

Homo libris dijo...

Jo, la verdad es que es una pasada. Tu viaje ha dado y seguirá haciéndolo para infinidad de entradas.

Me alegra mucho que lo estés compartiendo con nosotros porque, entre otras cosas, el desierto es uno de los ecosistemas que más me fascina. Las fotografías y el texto son magníficos, me encanta cómo reflejas toda la vida existente en ese lugar... ¿desierto? :)

Un abrazo.

Miazuldemar dijo...

--Muchas gracias por la identificación Javier. El caso es que sí que le encontré parecido a los escribanos, pero ante la duda mejor callarse y dejar a los expertos ;) También vi palomas y gorriones?? Aunque no me parecieron como los de aquí. Nunca me daba tiempo a fijarme bien en ellos, pero pensé, mira que son adaptables estas aves ¿eh? Están en todas partes!!

La palmera y el camello son los dos pilares de la vida del desierto. De la palmera aprovechan TODO, también el tronco. Y de los dátiles hasta el hueso, que es lo que comen los camellos. Oasis y palmeras van ligados. Así que los oasis son la subsistencia de esta gente. No creo que hubiera mucha vida aquí sin ellos. Los asentamientos del desierto suelen estar pegados a un oasis, pero aún así a mí me parecen condiciones de vida muy duras. Por supuesto hay mucha extensión de desierto sin habitar por humanos, aunque por animales me atrevería a decir que no.

--Muchas gracias Homolibris! Ya ves, hay gente en "toas" partes ;););) Me quedan muchas cosas por contar, a ver si tengo tiempo. Gracias a tí por pasarte.

Un saludo chicos!

Asterina dijo...

Aquí una enamorada de los desiertos :)
Los niños se habituarán a vivir de los turistas, al menos así me pareció que sería en el desierto marroquí: los que ahora tienen 30 años están montando hoteles y empresas turisticas, contratan a los de 20 y los de 10 empiezan a "aprender" el negocio, pero qué pasará cuando el negocio se sature?

Qué precioso fenec...me alegro que los consideren importantes, pero aquí se venden fenecs cazados allá para ser animales domesticos y eso es supuestamente legal. Qué pena que los arranquen de su tierra.

Una entrada muy chula! Besos

Miazuldemar dijo...

Hola Aster! En serio se venden aquí fénecs? No tenía ni idea!! Pero ¿eso es legal? Mira lo que dice la Wiki: "Se le considera una especie rara y por ello es ilegal tenerlos como mascota en muchas zonas de su área de distribución".

Yo tengo un recuerdo infantil triste de este animal en el Zoo de Madrid. Lo recuerdo en una jaula de 2x2, iba de un lado a otro desesperadamente, tenía la pared desgastada. Me impresionó tanto...Desde que era pequeña lo recuerdo, y aquel olor que desprendía me ha servido hoy para reconocer el olor del zorro cuando voy por el monte.

En fin, qué triste lo de los Zoos y el comercio de animales.

Besos Aster, gracias!

Miazuldemar dijo...

Ahora que lo pienso, he dicho 2x2, no era así, 1m. x 1m. (y si llegaba) le haría más justicia.

Troglo Jones dijo...

Vaya viajes que te pegas. No conozco Túnez, aunque sí algún tunecino. Suelen ser gente muy agradable.

Abrazos.

Miazuldemar dijo...

Cuando me dejan Troglo, que no suele ser muy a menudo. Y cuando ocurre tengo necesidad de escapar lejooosss!!! ;)

Sí, me encontré buena gente, exceptuando a algún tipejo de los que se dedican a timar al turista. aunque, ya cuentas con eso, ocurre en todas partes. Pero la gente normal, la del pueblo, sí, es buena gente, te lo confirmo.

Abrazos!!!!

Asterina dijo...

Si,sí...necesitan su cites pero hay tanta mafia que todo lo pueden falsificar. Por suerte no están muy de moda y no se ven muchos pero se pueden comprar en las tiendas.

Miazuldemar dijo...

No me digas! Qué horror. Espero que no se pongan de moda como los hurones. Pffffff!!!

Beso Aster!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Bonito viaje, Mamen. El desierto, como el mar, son paisajes simples e inabarcables. Tan ajenos a nuestra especie como cautivadores.
Pienso que al desierto hay que acudir con la mente abierta...para dejarla allí (que repose por un tiempo)
En cuanto a los niños, suscribo por entero lo apuntado más arriba por Mr Blogger.
Saludos, y seguimos tu viaje, entre el azul del mar y el desierto.

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias Javier. Pues sí, allí es la vida tan simple, y necesitas tan poco...Lo malo es cuando nos han acostumbrado a "necesitar" cosas innecesarias y te sientes perdido.

Estaría muy bien reposar la mente y el espíritu allí como bien dices, pero por mucho más tiempo, para liberarnos de muchas tonterías.

Uhmmmmm! Me gustan estos paisajes inacabables (mar...desierto...:))

Saludos!!!

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias Javier. Pues sí, allí es la vida tan simple, y necesitas tan poco...Lo malo es cuando nos han acostumbrado a "necesitar" cosas innecesarias y te sientes perdido.

Estaría muy bien reposar la mente y el espíritu allí como bien dices, pero por mucho más tiempo, para liberarnos de muchas tonterías.

Uhmmmmm! Me gustan estos paisajes inacabables (mar...desierto...:))

Saludos!!!

diminuto blog dijo...

Encantado, literalmente, con esta entrada.

Mientras leía he pensado: "para ué las imágenes si el relato está repleta de ellas, y bien claritas". Pero es que algunas de las imágenes son también conmovedoras, Miazul.

Qué he disfrutado mucho, éa. Y punto.

Esperaré a la segunda parte, y por ver si nos muestras alguna sospresa, aunque has dejado el listón muy alto...

;-)

Qué bonito es el FÉNEC

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias Diminuto! Me alegro de que te haya gustado. Sí, he puesto más énfasis en esta entrada que en otras quizá sin darme cuenta porque es lo que más me ha gustado de Túnez.

Me queda hablar de "lugares" concretos ya, que también visité bastantes y creo que poco más. Pero seguro que me queda algo en el tintero, ha pasado ya tanto tiempo desde que vine!

Gracias de nuevo!

Miazuldemar dijo...

Ahhh y sí!!! Qué bonito es el fénec! Es guapo guapo, y muy sociable por lo que dicen.

Jesús Dorda dijo...

Túnez, y particularmente el desierto, es otra de mis muchas asignaturas pendientes. Volviendo de Sudáfrica sobrevolé el Sahara y parecía que nunca se iba a terminar. Son varias horas volando sobre él y teniendo en cuenta que volamos a 10.000 metros, impresiona pensar el tamaño que tendrán las dunas que se distinguen desde esa altura.

Miazuldemar dijo...

Qué tal Jesús? Yo creo que tú ibas a disfrutar mucho allí. Y seguro que traerías experiencias muy interesantes que contar.

Sí que impresiona el desierto, y a la vez es tan bello! También tiene que ser una experiencia verlo como tú, desde la altura.

Muchas gracias por dedicarme tiempo. Un saludo!

Josélez dijo...

¡Qué chulada de sitios, doña Croqueta! Jajaja, me he reído imaginándolo, aunque muy cómodo no sería, lo de la arena en todos lados. Me ha encantado Katrina. Sólo he pasado rápidamente por la entrada, prometo leerla más rápidamente más tarde.

Aunque creo que puedo decir sin temor a equivocarme que el ave es un escribano sahariano (), debería decirlo alguien más experto que yo. Me baso en mis libros para decir que la antes denominada , es ahora especie por méritos propios. Es que últimamente separan muchas subespecies en especies, y lo han separado, después de las últimas investigaciones, de la subespecie que habita en Egipto y Norte de África, mientras que la del NO ha pasado a ser .

Perdón por el rollazo, besetes

Miazuldemar dijo...

Gracias Josélez. Ya me habían chivado lo del Escribano Sahariano por ahí ;)

¡Bueno! ¡Katrina era una pasada! ¡Puro nervio! Con lo cual apenas se dejaba ver :):)

Te espero para leer el resto. Se despide "Doña Croqueta", jeje. ;)