jueves, 9 de diciembre de 2010

Sidi Bou Said

.
.



Tenía pendiente hacer una entrada sobre los lugares interesantes que visitar en Túnez, pero creo que a Sidi Bou Said le voy a dedicar un post en exclusiva.






Situado junto al mar, era el pueblo donde las familias acomodadas construían siglos atrás sus residencias de verano.





El hijo de un multimillonario alemán amigo del gobierno tunecino advirtió del peligro que corría el pueblo si se seguía construyendo alocadamente, así que gracias a él se dictó como norma guardar la estética, usar color blanco para las fachadas y azul para puertas y ventanas.





Otros dicen que es porque el color azul protege las entradas de la casa de los malos espíritus.






Sea como sea, la pena es que se está convirtiendo en un pueblo demasiado turístico, pero la gente no pasa de la calle principal y poco más. Así que conserva aún muchísimo encanto.





Os invito a alejaros de ahí y a perderos sin prisa por los tranquilísimos rincones de Sidi Bou Said, que los tiene preciosos.






Unas puertas magníficas, algunas muy antiguas.


 

Los omnipresentes felinos del mundo musulmán también disfrutan del pueblo "blanquiazul". 




Aunque bueno, siempre hay excepciones que confirman la regla...


.
.
.
.
Más sobre Túnez:
.

21 comentarios:

Javier 16 dijo...

Un paseo muy atractivo donde callejear entre la artesanía urbana es un auténtico placer. Calles para asombrarse de lo esencial de la vida; lo justo, y no por ello menos importante.
Muy interesante el viaje de tu agencia particular.

Saludos.

Laura dijo...

Muy chulas las fotitos. Me gustan mucho tus post de viajes, siempre te lo digo.

jesus dijo...

te prodigas poco, mamen. venga esa hiperactividad!!!!!
bonito pueblo. el contraste del azul de las rejas con el blacno de las fachadas es todo un punto. a mi me gusto mucho, claro que hablo de hace ya casi 26 años!!!!! asi qeu ha debido cambiar que ....

Homo libris dijo...

La verdad es que merece, en sí mismo, una entrada propia. ¡Qué lugares más hermosos! Si la arquitectura particularmente adaptada al medio, llena de recovecos y sombras que permiten la circulación y enfriamiento del aire, ya es hermosa, el color del cielo y la luminosidad que captan tus fotografías invitan a quedarse.

Aunque todo el sabor árabe que tienen esas calles y edificios me recuerda, como no podía ser menos, a algunos pueblecitos de Andalucía y rincones de ciudades como Córdoba, que aún mantienen el toque de aquellos hombres que las hicieron a gusto y semejanza de las de sus lugares de origen.

Un saludo,

Trotalomas.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Un gozo para los sentidos, porque seguro que además de color y sabor esos rincones y callejas emanan su particular olor de flores y especias.
Lugares para la belleza de la naturaleza humana.

Gracias por el paseo.

Miazuldemar dijo...

-Muchas gracias Javier. La esencia está en las cosas más sencillas, bien lo sabes tú ;)

-Gracias Lau, encantada de verte por aquí y de que leas.

-Qué tal Jesús? Pues imagínatelo igual, que no creo que haya cambiado demasiado, pero con más gente :):):). Eso sí, la gente tontamente no sale casi de la calle principal, donde están las tiendecitas, con los rincones taaaan bonitos que tiene este pueblo y los niños jugando dos calles más allá. Es una maravilla. Y sí, le falta actividad al blog, pero es que últimamente me dedico más a otras cosas, y a los vuestros, que no pierdo ripio, aunque en el mio no escriba tanto como antes (glubs...)

-Hola Homo. Sí, Andalucía tiene rinconcitos parecidos, pero la verdad yo me quedo con los originales ;) Aunque sin despreciar por supuesto ciudades como Córdoba o Granada, donde también se respira la magia de este tipo de arquitectura. Bueno mira, ya me estás haciendo dudar ;)

-Gracias a tí por pasear Javier :)
Ah! Sí! Los olores!! Daría para otro capítulo aparte!! El aroma de las especias en estos países es muy especial...(Uy! mira, casi me ha salido una frase de las tuyas ;))

Besos a todos!!!!! Buen fin de semana!

El perrito que reía dijo...

Tiene muy buena pinta, a ver si hago yo una recopilación de viajecillos que he hecho, aunque han sido por España.

Troglo Jones dijo...

Curioso, todo azul y blanco. Transmite serenidad la cosa.

Abrazos.

Miazuldemar dijo...

-Hombre Perrito, cuánto tiempo. Pensé que habías desaparecido del mapa virtual. Gracias por pasar!

-Pues sí Troglete, un buen sitio donde saborear un buen whisky con tranquilidad, de esos que te gustan a tí ( o a tu loro, no sé ;)). Abrazos!!

Lluís Sogorb dijo...

Una preciosidad de lugar para los sentidos. Gracias por compartirlo.
Un saludo
Lluís

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias a tí por apreciarlo Lluís.

Saludos.

Paco Amor dijo...

Las excepciones, rebeldes de las reglas, confirman también al individuo. No siempre el interés común, impuesto por normas -con fundamentos no del todo sólidos- se dictan para favorecer a la comunidad.

Es posible que en Sidi Bou Said se haya elegido el azul y el blanco, más por comodidad administrativa que por coherencia histórica: se simplifica la norma y así se hace menos penoso el trabajo de inspección y castigo al individuo que la viola.

Un ejemplo:
Vejer de la Frontera, en Cádiz, cuenta con unas normas parecidas (Blanco en fachadas, madera o marrón en puertas...) Pero su realidad histórica lo acercaría más a éste Sidi Bou Said que nos muestras: Blanco de fachadas y azul en puertas y ventanas...

Otra realidad: el blanco de Vejer, y hasta el S XIX (aprox) alzaba poco más sobre la altura de una persona. Hoy, en una realidad amañana, se exige blanquear de arriba abajo todo.
Tampoco se permite mostrar (pero rebeldes haylos) el delicioso ocre horadado de piedra hostionera en sus jambas, considerándose hoy pecado estos y otros lucimientos.

En definitiva: existen proyectos de recuperación más afines a los presupuestos estéticos de Gual Disni (que en paz descanse) que a los acumulados por las artes y costumbres de nuestros antepasados.

(arf, arf, arf...)

Me alargo, lo sé, disculpa.

:-)

Miazuldemar dijo...

Pues tendrá usted razón señor Diminuto, pero la verdad que así el pueblo tiene un encanto muy especial. Y encima el azul es un color que me encanta. Así que yo no podría pedir más :):):)

Me parecía todo tan mágico!!!! LO que sí me llamó la atención fueron esas notas discordantes de color, las menos, claro. Rebeldes hay en todas partes ;) Bien que hacen.

Bsos!

diminuto blog dijo...

Y otra cosa: Comentas que prefieres los originales a las copias. Je je je... Sepas que, por ejemplo, Xauen, en Marruecos, es una copia de Vejer, en España.

Es una larga historia, pero una historia veraz, y no la única. No siempe el original responde a lo que pensamos.

Miazuldemar dijo...

Ya me di cuenta de que esa frase no tenía mucho sentido, supongo que me refería a los países de origen, porque a ver quién dice que la Mezquita o la Alhambra no son originales, todo procedente de la misma cultura, tanto aquí como allá.

Doña Empusa le manda muchos besos!! ;);)

Mr Blogger dijo...

La arquitectura y los colores le da una estética peculiar a esas calles. Mu gonito tó.

Miazuldemar dijo...

Gracias Mr.

Javier Adán dijo...

Feliz y viajeras Navidades. Un saludo.
buenas fotos

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias Javier. Aunque creo que estas Navidades me toca quedarme. No me ha tocado la lotería ni nada de eso :):)

Felices Fiestas!

Jesús Dorda dijo...

Preciosas fotos.
Es un placer observar y visitar lugares que conservan su personalidad y no se dejan arrastrar por la tendencia a hacer todas las ciudades iguales.

Miazuldemar dijo...

Sí que lo es. Placer para la vista y el olfato muchas veces.

Gracias por pasarte. Felices Fiestas! Un beso!