jueves, 14 de agosto de 2014

Y pasó un ángel


Ésa fue la sensación. Esta vez sí. Esta vez vimos al quebrantahuesos a placer. Y no sólo a uno. Se llegaron a juntar en el cielo dos adultos y un joven. Más no pudimos pedir.






Como ya habréis supuesto, estos días pasados volvimos al muladar de Santa Cilia de Panzano, en Huesca. Se disfruta mucho allí entre la gente agradable del F.A.B. (Fondo Amigos del Buitre), la naturaleza, y ¿cómo no? los buitres.




Disputando comida




Buitre leonado joven.




Banda alar de color verde. Indicando que el buitre procedía de Portugal.






Poco nuevo que contar que no contáramos ya en la entrada de hace aproximadamente un mes "Visita al muladar de Santa Cilia", excepto que esta vez, el disfrute de la visión del quebrantahuesos nos dejó a todos muy satisfechos.






Hicimos también algún experimento con el alimoche, ese "pequeño aristócrata" del aire.



Algunos compañeros llevaron un huevo de avestruz para ver cómo el alimoche era capaz de romperlo a pedradas. De verdad es espectacular ver en directo la capacidad que tienen. 
 


 Tanteando el huevo de avestruz.


Son de cuello fuerte, pues coger piedras de 250 gr. para lanzarlas contra el huevo lo requiere. Además elegidas picudas adrede. En comparación a su peso, es como si una persona de 70 kg. lanzase un peso de 9 kg. con la boca.






Se hicieron bastante los remolones, pues saben que en cuanto abran el huevo, los buitres van a aprovecharse de su trabajo. Así que éstos últimos permanecen por allí, alrededor, esperando, rodando el huevo de un lado a otro, tocándolo con el pico, pero incapaces de romperlo, aunque por su pico podrían hacerlo sin problemas, pero no saben. Tienen que esperar que los "pequeños aristócratas" se decidan.


 


Buitre y alimoche, ambos jóvenes.





El alimoche es más inteligente, y tiene la capacidad innata de hacerlo. Así que mientras los buitres se aburrían de esperar, ellos decidieron entretenerse con los huevos de gallina. Éste de la foto alzó el vuelo transportándolo en el pico, seguramente para llevarlo al nido. Pena que se le cayó a medio camino desde gran altura. Sus pollos se quedaron sin huevo. Otra vez tendrá más suerte.


Finalmente los alimoches rompieron el huevo de avestruz, y todos ansiosos por comer hicieron rodar el huevo estallándolo en mil pedazos. 




Comiendo restos de huevo


Y más tarde llegó ÉL, con su vuelo sereno. Sin estresarse por nada. Sabe que su comida, los huesos, siempre le estarán esperando allí después de que los buitres leonados los monden. ¿Así que para qué darse prisa? Y nos dejó a todos con la boca cerrada. Charlábamos. Pero cuando él nos sobrevolaba, todos callábamos. Qué impresionante. Y qué reacción extraña, casi de respeto. Éso era, respeto. Apenas articulábamos palabra hasta que desaparecía. Volvía a aparecer y la situación se repetía. Silencio. Nuestros cinco sentidos puestos en su vuelo. No me parecía para menos. Es un ave majestuosa.



Al rato entró en escena también un quebrantahuesos más joven.   

 
 
Aún no es tan bonito como el adulto, pero tiene sus maneras y su porte, claro está. Quizá los adultos eran sus padres, que en breve no le consentirán estar en el mismo territorio y tendrá que buscarse uno propio. 

 
 
 

Dorso del quebrantahuesos juvenil

 


Dos grandes del aire juntos. Todo un espectáculo




Poco más que contar, pero mucho que observar. Si queréis más información sobre el quebrantahuesos , pinchando aquí encontraréis más que suficiente.


Seguimos animándoos a que os hagáis socios del F.A.B., la labor de sustento que hacen con la población de quebrantahuesos en la Sierra de Guara es encomiable.





Díselo tú, anda. 


Comentar, para finalizar, que el blog estará inactivo hasta Septiembre. Esperamos traer más material a la vuelta.

¡ Gracias a todos por leer y felices vacaciones !
.
.

4 comentarios:

Germán Ibarra Zorrilla dijo...

No conocía este blog, y me ha encantado, menudos fotones. Enhorabuena. Me hago seguidor. Un saludo desde Cantabria.
http://faunacompacta.blogspot.com.es/

Lienzo tierra dijo...

Muchísimas gracias Germán. Un saludo a tí también.

Demetrio Fernández Vaquero dijo...

Que buenas tomas, te envidio sanamente por haber disfrutado con estos animalitos tan bellos. Un abrazo.. Gracias por compartir tan bellos momentos.

Lienzo tierra dijo...

Gracias! Sí que es un privilegio sí! ;)