martes, 5 de agosto de 2014

Visitando los dormideros de milano negro y cigüeña blanca


Hace unos días estuvimos con nuestros amigos de SEO Vanellus visitando los dormideros de milano negro y cigüeña blanca en el Parque del Sureste de Madrid.


 


 
Comenzaron ya a reunirse para proseguir la migración hacia África.


Las cigüeñas mantenían el pico abierto por el calor.


 



Iniciamos recorrido con los limícolas: andarríos grande y chico.

 

Andarríos chico


Avión zapador, avión común, golondrina común, la dáurica no se dejó ver, vencejo común. La sorpresa de un martín pescador como una bala mientras observábamos a este juvenil de golondrina común. Unos cuantos bandos de abejarucos también se dejaron ver.


 

Una pena que se vean muchas menos golondrinas. Como bien sabéis, por este motivo, es el ave del año 2014. Os adjuntamos este artículo sobre la disminución de las aves insectívoras en los últimos años por culpa de los insecticidas. Algo estamos haciendo mal, sin duda.    




 
Mientras atardecía cogimos camino a las paredes rocosas para ver si teníamos suerte con el gran Bubo bubo. Durante el trayecto paseriformes como el colirrojo tizón y los jilgueros.



Jilguero (Carduelis carduelis)
 

Tuvimos suerte. El "Gran Duque" hizo acto de presencia ya casi en plena oscuridad, aunque de forma muy fugaz, pero quedó inmortalizado con esta foto testimonial. 


 

Búho Real
 

  De vuelta al inicio, chotacabras cuellirrojo que no llegamos a fotografiar y esta magnífica escolopendra.
 
 


Las escolopendras tienen veneno en las "patas" delanteras, y usan las traseras (más fuertes, aunque a ésta le falta una) para capturar a sus presas. No son para nada peligrosas para el ser humano, aunque si no quieres llevarte una picadura dolorosa es mejor dejarlas en paz. 

Como cualquier ser vivo. Todo animal debe de ser respetado.  


4 comentarios:

Ars Natura dijo...

Por el estrecho de Gibraltar ya han pasado a día de hoy más de 15.000 milanos negros hacia África.

Muy chulo ese Gran Duque.

Un saludo desde el norte.

Lienzo tierra dijo...

Sí, ya sé que están en ello. A lo mejor expresé mal ese "empiezan a reunirse". Gracias Ars!! Un saludo!!

Javier G. dijo...

Como echaré de menos como todos los años a los milanos negros.

Me ha gustado mucho el reflejo del búho real en vuelo, queda alucinante.
Recuerdo una noche dedicada a una pareja de búhos reales en un farallón del río Dulce en Guadalajara, como le destacaban las pupilas, enormes por la falta de luz cuando alumbraba con la linterna. No estaba lejos y, por supuesto, tampoco estaba para humanos; esperaba quizá, esa ofrenda por parte del macho tras la cópula.
Que noches la de aquellos años!

Saludos

Lienzo tierra dijo...

Los búhos, siempre tan agradable verlos. Y para mí al menos difícil, por ser tan silenciosos. Te pasan por encima y ni te enteras. Son especiales, los grandes alados depredadores de la noche. Ahí tuvimos suerte, nos deleitó con un vuelo desde los farallones atravesando campo. Un saludo!!!