martes, 7 de julio de 2015

Búho chico

.
.

ASIO OTUS

No hay mucho más que decir.

O sí. Que fue una grata experiencia encontrárselos y que decidieran posar, quizá confiando en que su traje de camuflaje no los delatara. 


 

Unos cuantos pequeños fantasmillas observándote desde la semioscuridad entre las sombras que les propiciaba el follaje, inmóviles, con unos ojos naranjas como platos que no perdían detalle. 





Gracias a Jesús VG, Diego Romero y Joaquín Álvarez por orientarnos sobre dónde encontrarlos. Además del avistamiento, también fue un placer su compañía.




Esperando que estas maravillosas, preciosas y beneficiosas aves nocturnas que tenemos en España nos duren por mucho tiempo.
.
.
.

1 comentario:

Txatxa Txa dijo...

hola como siempre unas fotos de lujo
y el búho parece que posa que suerte
feliz semana