lunes, 5 de marzo de 2012

El vergel de las simas



Así es como llamo yo a este terreno calizo que propicia la formación de simas. No es que haya una, sino que la zona es un queso gruyer de cavidades originadas por la erosión del agua en el terreno y los hundimientos de techo.




Ésta concretamente (pinchar para agrandar) es la única que está habilitada para bajar. Tiene 62 metros de profundidad y es realmente impresionante cuando llegas abajo. Enorme. Aún la veo en proceso de formación ya que en su pared final el agua filtrada sigue precipitándose formando una gran colada de metros de altura.


Colada


No me quiero imaginar cuántos animales caerán en estas profundas simas.




Y hay que tener ojo, pues también puede ser una trampa
 para nosotros si no nos andamos con cuidado.
La naturaleza puede ser muy bella pero traicionera a la vez. 




Después de la visita a la gran sima y posteriores que fuimos encontrando por el indefinido camino -caminante no hay camino, se hace camino al andar- el día nos deparaba una hermosa sorpresa. La visión de un gran zorro.

Anteriormente habíamos descubierto muchos excrementos de ciervo, y el encuentro con ellos no se hizo esperar. Unos enormes y bonitos ejemplares, que nada más percatarse de nuestra presencia corrieron despavoridos así que ante el encuentro casual fue difícil tomar fotografía. Pero el zorro fue harina de otro costal. Le vimos de lejos merodeando entre unos arbustos, le perdimos de vista pero fuimos acercándonos con cuidado al lugar donde le habíamos visto. Volvió a aparecer para ilusión nuestra, ya muy cerca nos agachamos para no ser descubiertos.




Dio unas cuantas vueltas y efectivamente como era de esperar nos localizó, era cuestión de tiempo, no íbamos a ser más astutos nosotros que un zorro, estaba claro. Pensando que correría asustado como los ciervos nos sorprendió muchísimo que comenzase un trotecillo ligero hacia nosotros. No se alejaba sino que ¡venía! Nos descolocó totalmente. No sé qué le hizo cambiar de opinión y hacer un giro en el último segundo. Dio un rodeo entre arbustos y volvió a perderse. En ese mismo instante al seguirle con la mirada nos dimos cuenta de que los ciervos también corrian por la lejanía ¡otra vez! Así que hubo un momento que no sabíamos dónde mirar. ¡Demasiados placeres para la vista! No sé cómo describir la cara de bobos que se nos quedó para todo el día. Ya nada que nos pasase durante las horas siguientes iba a superar aquella situación.



Vulpes Vulpes pensandose qué hacer. Nuestro lustroso amigo.
¡Mira que estaba guapo y bonito!

No hay día en el que uno se arrepienta de salir
a observar la naturaleza, cada día es diferente.

¡Y es que la naturaleza NUNCA defrauda!
.
.

21 comentarios:

Ars Natura dijo...

Cuidadín con esos "bujeros"...

Muy bonito el zorro con pelaje invernal....

Miazuldemar dijo...

Sí! La verdad es que estaba lustroso. Y con un pelaje precioso y abundante. Muy bonito!!

Gracias Ars ;))

jesus dijo...

cuando hace casi un año nos dimos tambien de frente con una de estas (por aqui, rabosa) tambien se tomo su tiempo antes de salir por patas. lo cual le agradecí ya que la pude ver bien y casi sin prisas

David Álvarez dijo...

Bonito sitio Mamen, impresionante.
un abrazo

Miazuldemar dijo...

-Hola David, sí, estar allí abajo metida bajo esa enormidad le hace a una sentirse muy pequeña. Impresionantes las formaciones de la naturaleza. Abrazos!

-Hola Jesús. Yo también creo que es la primera vez que veo a un raposín a gusto. Porque mira que son esquivos. Esperaremos otra ocasión, porque para una vez que se digna a posar no llevábamos el objetivo adecuado en la cámara. Nunca se sabe cómo acertar. Bsos!

Guillermo Elderberry dijo...

Jopé, Mamen. Yo sólo he estado en una cueva subterránea, una vez en Guadalajara, y fue genial. Extrañamente, me hizo recordar algo que la Humanidad lleva escondiendo en el fondo de su espíritu desde que somos quienes somos.
La primera foto es genial, y el zorrillo curioso me llama mucho la atención, investigando tras del pino carrasco.
Un besete :D

Miazuldemar dijo...

Hola Guillermo. En Guadalajara hay muchas cuevas. Antes solíamos hacer espeleo en algunas, todos los años, pero se nos pasó un poco la fiebre. Ahora me impresiona un poco encontrarme con esa mole de rocas sobre mi cabeza, antes no lo pensaba ni en el más estrecho y claustrofóbico pasadizo. Debe de ser la falta de costumbre ya o que me he hecho mayor. Qué sé yo!

Bsetes! ;)

jesus dijo...

lo del objetivo no adecuado es lo previsible en estas ocasiones. sirve para tirarte de lospelos cuando lo recuerdas.
no hace mucho volviendo una noche de francia, justo en la frontera, tuve que frenar porque una bajaba tranquilamente por mitad de la carretera. se paseo con indiferencia por delante del coche hasta que se metio al campo. ¡llevaba la camara en el maletero!!!. ha habido noches en las que en el trayecto de vuelta a casa por el valle de ossau se nos han llegado a cruzar hasta una docena (esa fue una noche memorable) pero vistas al lado de la carretera, cruzando rapidas... simplemenmte las "disfrutas" y ni piensas en hacerles una foto. pero, claro, si tienen posiblidad de hacer una y buena.... no te lo perdonas.

Miazuldemar dijo...

Claro! En fin, al menos hay foto testimonial. Con lo guapa que hubiera salido la foto con el otro objetivo que dejamos en casa descansando por una vez. Justo la menos indicada. Piensas que hoy sólo vas a hacer paisaje y mira tú por donde el raposín decide posar. Ayyyy...

Bsos!!!

Vilas Prat dijo...

Se nota que disfrutasteis de lo lindo el día y que os fue muy fructífero.
Bonitas imágenes que ilustran a la perfección vuestras sensaciones.
Un saludo

Miazuldemar dijo...

Muchas gracias chicos. Sí, un día muy completo ;);)))

Besos!

Perséfone dijo...

Qué preciosidad de zorro. Y que impresión al ver las simas ¡sois unos auténticos valientes!

Me encantaría ir de excursión algún día contigo.

Un abrazo.

Miazuldemar dijo...

Cuando quieras! Pero prepárate a andar ;) No se admiten quejas! :P

Besos Perse!

Tomás Crespo dijo...

Nunca defrauda la natura, veo que tocas todos las teclas de la natura ahora entrando a simas... eso es saber aprovechar y disfrutar,
ese zorro para el final ha sido una guinda a ese queso agujereado
saluddd

Miazuldemar dijo...

Hola Tomás. Sí, fue un día muy completo. Hay que disfrutar todo lo que mamá natura ofrece. El zorro... cada vez que lo miro me parece más bonito. Salud amigo!

Jesús Dorda dijo...

Simas como esa son el origen de buen número de yacimientos paleontológicos.

Los zorros saben que algunos excursionistas dejan basura y no pierden ocasión de cotillear por lo que pueda quedar.

Saludos

Miazuldemar dijo...

Hola Jesús. Sí, eso me pareció a mí. Que este animal ya debería de haber tenido algún contacto con humanos, o al menos haberse aprovechado de sus restos. No son listos ni na! ;)))

Saludos !

Mr Blogger dijo...

¡Precioso lobo!

algún día me gustaría bajar por esas simas, se me caía la baba leyéndote...

Miazuldemar dijo...

Qué lobo? Qué lobo? Qué lobo???? :OOOOOO Ayyyyyy esas gafaasssssss!!! ;)

Ralph dijo...

Qué suerte poder observar estas maravillas de la naturaleza. Saludos.

Miazuldemar dijo...

Sí que lo es Ralph. Muchas gracias. Saludos!