jueves, 24 de julio de 2014

Metamorfosis


Estuvimos hace unas semanas en el territorio de la mariposa isabelina, no nos molestamos mucho en buscarla, porque en Julio, por experiencia, ya es demasiado tarde.

Pero estuvimos disfrutando mucho con otras escenas. El rio estaba lleno de "Libélulas tigre" recién salidas de su exuvia, esperando completar el desarrollo para realizar su primer vuelo y abandonar para siempre su fase acuática de larva. 


 

Es una de las metamorfosis más maravillosas y enigmáticas que puede ofrecer la naturaleza.

Es un momento crucial para ellas pues se quedan totalmente indefensas, así que el proceso debe de ser lo más rápido posible. En un rato de observación era increíble ver cómo iban estirando abdomen y alas, que al principio están absolutamente plegadas. Una pena no poder observar todo el proceso anterior de ver cómo rompían su exuvia infantil e iba saliendo su cuerpo adulto (emergencia), proceso que debe de ser muy costoso. Quedando sólamente unidas a su exuvia por esos hilillos blancos, pertenecientes al aparato respiratorio anterior.







Aún con las alas plegadas.




Estirando alas y abdomen.



Desplegando alas para que cojan fuerza. El momento es como si de repente se abriera una flor.


No sé si les compensa abandonar la comodidad del rio y pasar todo este pequeño "calvario" de la metamorfosis, pero luego al verlas patrullar su territorio, con esa velocidad aérea increíble, uno diría que sí. 

El primer vuelo, cuando ya se ven capaces al haber ejercitado y estirado las alas completamente, también es crucial, puesto que si no eligen bien el momento puede costarles la vida. De hecho muchas vuelven a caer al rio. El que les había dado la vida y había sido su hogar hasta hace nada, ahora les trae la muerte.





Conseguimos grabar un primer vuelo, y presenciamos otros. Es como un momento espiritual. ¿Qué deben sentir cuando vuelan por primera vez?

Reconozco que se lo pusimos algo difícil, pues ellas cuando salen del agua buscan colocarse en un lugar en el que no tengan obstáculos cuando salgan de la exuvia e inicien el vuelo. Cualquier choque, toque de otro insecto, mal cálculo, les haría caer al agua. Así que supongo que ésta no contaba con una cámara encima, que por cierto, esquivó muy bien, a pesar de estar pendientes de ayudarla por si chocaba contra ella, que no era cuestión de colaborar en su fracaso.  


video



Por suerte todo salió bien. El vídeo es testimonial, ya que la cámara enfocó mal, pero por si perdíamos el momento no corregimos y así quedó. Inmortalizado su primer vuelo y su exuvia de recuerdo en casa.




Parece mentira que de una cosa tan pequeña salga algo que casi triplica su tamaño. Se aprecia muy bien el lugar que ocupaban las alas plegadas.


A pesar de verlas tan frágiles, se convierten en unas voraces y perfectas voladoras. Además son muy territoriales. Sin embargo su número ha ido en disminución por alteración de su hábitat, por lo cual ha sido necesario protegerla.




Rana común


Otro proceso de metamorfosis interesante que pudimos observar fue el de la rana. Según en qué lugar, estaba en diferentes fases.



 Renacuajos.

 

 Renacuajos con patas traseras. Según los expertos, de Ranitas de San Antonio.


 

Aquí parecen apreciarse ya también patas delanteras.



En proceso de desaparición de la cola. Ya convertido en animal terrestre.
Ranita de San Antonio.


Por tanto, en el mismo día tuvimos el placer de asistir a dos procesos de metamorfosis diferentes, los dos con origen en el agua, pero uno con término en aire y otro en tierra.


Aquí un bonito vídeo de la metamorfosis de anuros. Y si os habéis quedado con más ganas de libélulas, os recomiendo estas magníficas entradas de Frikosal sobre la metamorfosis de la Libélula emperador, mucho mejor ilustradas y explicadas. Van todas enlazadas. Comenzad aquí.

8 comentarios:

JfReboto01 dijo...

Me ha encantado, chicos!!
Qué chulo!
A seguir divulgando

Lienzo tierra dijo...

Gracias a tí por leer! Un saludo ;)

Jesús Dorda dijo...

Muy bonito. La verdad es que las metamorfosis son fascinantes y es una suerte poder verlas en directo. Un abrazo.

Ars Natura dijo...

Muy bonito el video calentando motores...
Y al final también se ve fugazmente otra especie de libélula también muy bonita como son las Calopteryx.

Un saludo desde el norte.

Lienzo tierra dijo...

Hola Ars! Sí!!!! Muy observador! ;) Un machito de Calopteryx. Estaban también por todo el rio, como siempre. La pena del vídeo es que era mucho mejor el sonido original pues se escuchaba el rio y el batir de alas cuando la libélula hacía el intento, pero también se oían voces de la familia que nos acompañó y ya sabes! Ellos no estaban a lo que nosotros. Difícil hacer que estén en silencio, así que tuvimos que meter música "espiritual" al vídeo. Una pena! ;). Gracias!!! Beso!

Lienzo tierra dijo...

Gracias Jesús! Esto de los comentarios va fatal! Me salen tarde! Lo siento!! Un abrazo!

Txatxa Txa dijo...

me encanta pasearme por aqui parece que estoy en plena naturaleza gracias por este rato tan agradable
besos

Lienzo tierra dijo...

Me alegro mucho Txa Txa, un saludo. Bss.