miércoles, 21 de octubre de 2009

Turquía: Final del viaje

Entradas relacionadas:
Estambul.

Especial Danza Derviche.



Dejando Estambul, recorrimos más de setecientos kilómetros ya por el continente asiático para desplazarnos a Ankara, capital de Turquía y adentrarnos después algo más en la Península de Anatolia, donde se cree que estaba la ciudad de
Troya. De Ankara apenas vi nada, así que no tengo mucho que contar. Sólo vi una enormidad de mausoleo que han dedicado a Ataturk, fundador de la república turca, pero que no merece mucha mención.


CAMINANDO SOBRE LAS AGUAS

De camino hacia allá, paramos a observar un fenómeno extraño que se produce en verano en lo que se conoce como "el gran lago salado" o Tüz Gölü. Durante la temporada de calor, el agua del lago se evapora dejando paso sólo a la sal, que hace una capa de unos cincuenta centímetros por encima del agua y sobre la cual se puede caminar, al menos eso es lo que entendimos. De hecho caminábamos sobre sal, y si escarbabas el suelo la humedad cada vez era mayor hasta que el agua comenzaba a mojarte los dedos. Me lo imaginé algo así como una placa de hielo pero en vez de por agua estaba compuesta por sal.


Caminando sobre Tüz Gölü

Alguna mujer sentada sobre ella recogía la sal en bolsas no sé muy bien para qué, si para darle un uso culinario o terapéutico. El caso es que el espectáculo es precioso, de repente parece que te adentras en un desierto blanco y por más que camines no ves el fin. Deslumbra y refleja los rayos del sol igual que la nieve. El aire trae las partículas de sal a tus labios y siempre tienes un sabor salado en la boca. Aquel día me quemé como un mejillón pero me gustó la idea de sentirme un poco Moisés. Hasta llevaba unas sandalias como las suyas que me iban que ni pintadas para el acto de cruzar las aguas.


LA CAPADOCIA


El final de mi viaje concluyó en la región conocida como Capadocia, que tiene una especie de paisaje lunar alucinante. Es una zona donde la erosión ha trabajado dejando unas características formas en la roca calcárea, que por otra parte es muy blanda y daba para que los antiguos pobladores de la zona antes viviesen excavando sus casas en ellas.



Incluso existen ciudades subterráneas donde los habitantes podían sobrevivir sin aparecer en la superficie durante meses para protegerse de las invasiones. Pinchen aquí para ver vídeo informativo.

Visitamos unas cuantas galerías subterráneas y me llamó la atención el entramado de entradas, salidas y piedras redondas, parecidas a las de moler grano en nuestros molinos, que en cualquier momento de ataque procedían a cerrar los pasadizos y bloquear las entradas. Un poco claustrofóbico.

Como consecuencia también excavaron sus templos en la roca y se refugiaron en ellos, como se puede apreciar en el Valle de Göreme, que hoy es museo, colmado de frescos de la época bizantina que representan escenas cristianas.



Göreme

Tampoco hay que dejar de visitar el Valle de las Chimeneas de hada. Ruego pinchen aquí los interesados y nuestros amigos geólogos para completar la información sobre el por qué de estas formaciones de la Capadocia.


Valle de Chimeneas de hadas.
Observen en esquina inferior izquierda a la chica que se va a sentar sobre el montículo
para hacerse una foto y así podrán comprobar el tamaño de las formaciones.


El volcán Erciyes y otros volcanes, tuvieron mucho que ver en la formación de este paisaje al rellenar las depresiones de magma y otros materiales de fácil erosión.


Volcán Erciyes al fondo.

Es curioso observar cómo cuanto más te vas adentrando en la Península de Anatolia en dirección hacia el Kurdistán las tradiciones culturales están mucho más arraigadas. Por ejemplo existe la obligación de que las hijas de una familia se casen con los hombres de la familia del padre para así que todas las propiedades vayan quedando en el mismo clan. Si se niegan pueden llegar hasta a ser asesinadas. Estas costumbres en Estambul, más cosmopolita y moderna, les horrorizan. Existe una gran diferencia entre la Turquía que quiere ser europea, que quizá reuna o se acerque a las condiciones para serlo, y la que no, lo cual es una pesada carga de la que de momento no se pueden librar y que corrobora el país de contrastes que es Turquía.




27 comentarios:

Mamen dijo...

Fin del viaje. Espero que os haya gustado.

Miguel dijo...

Pues mira Turquía puede tener muchas cosas interesantes, que de hehco las tiene y tú nos las has enseñado, pero simplemente la Capadocia es más que suficiente para que el viaje hasta allí merezca la pena.

Enhorabuena

Saludos

Mamen dijo...

Hola Miguel! Bueno todos los países tienen algo interesante y que merece la pena ver. En cuanto a la Capadocia sí que lo es, la pena que está algo saturada de turismo, sobre todo los puntos clave como Göreme o las cuevas. Pero vamos, no te recomiendo más de dos días allá a no ser que te guste perderte por ahí haciendo alguna rutilla y tal. Sin embargo en Estambul una semanita estaría muy bien.

Saludos!

artal dijo...

que pasa, ¿no hay un especiual derviches?. no nos hagas esto, porfa.

Mamen dijo...

Jajajaja, ¿pero en serio quieres más? Es broma ¿no? jeje. Pues SÍ!!! Los ví, pero no eran los auténticos, los buenos. Además acabé algo escarmentada esa noche...

¿En serio quieres un especial Derviches? Hombre la verdad es que sí que faltan para completar el post de Turquía, pero tampoco he hablado de todo Turquía ;-)

Troglo Jones dijo...

Preciosas fotos, impresionante lugar. ¿Es verdad que allí se come mucho? ¿Por eso se dice aquello de "me puse como los padres capadocios"? Je, je, bueno, bromas aparte, me gustó el viaje.

Abrazos.

Javier 16 dijo...

Es alucinante la foto del cortado de arenisca, tallada por el hombre para conseguir una edificación tan curiosa y espectacular. Lástima que se haya desplomado la fachada.
Este tipo de trabajos, me producen una gran dósis de admiración, incluso en obras más sencillas aunque, no menos costosas, cómo tallar la roca para hacer bodegas.
Una entrada alucinante, cómo las fotos.
Saludos.

Le Mosquito dijo...

Piqué en el enlace para hacerme una idea de la entrada, y sin intención de leerla ahora, pues ya debería estar acostado.
No he podido dejar de leer, y por la fascinación creciente que han ejercido en mi fotografías y, sobre todo, relato.

Un viaje que tengo pendiente, y que cada vez veo más cerca.

Qué agustito voy a dormir.

Gracias, Mamen.
:)

Joselez dijo...

Me ha encantado! Además la Capadocia parece un lugar mágico! TEngo muchas ganas de verlas, ya que tantas veces las he visto en fotos (es que les explico a los alumnos de geología cómo se forman, y siempre las pongo de ejemplos. Espero poder poner tus fotos, si me dejas.

Otra cosa, perdona por no comentarte nada, ya lo haré en próximos días ¿vale? mientras tanto, un abrazo muy grande...

Ralph dijo...

Ya has hablado con los mandamás de UE para que no tengas que usar pasaporte en la próxima visita???? ;)

Mamen dijo...

Jeje Troglo, pues bueno, no se come mal. En Estambul pescado fresco ya que tienen el Bósforo y la carne tampoco está mal, como en los restaurantes españoles (excluyendo el cerdo.) Tienen mucho cordero y berenjena.

Eso sí, por las calles el olor a Kebab es un poco cansino, sobre todo cuando acabas de comer y lo que menos te apetece es seguir oliendo a comida.

Y cuidado con el agua allí, siempre embotellada. Bueno, es curioso, allí si pides agua te traen como un vaso de yogur transparente, osea, de plástico, con una tapita.

Mamen dijo...

--Gracias Javier, sí que lo es. Si no lo has visto nunca es sorprendente. Vamos, es una pasada la de templos que tienen excavados en la roca.

--De nada señor Le. Bueno, las fotos como siempre digo son compartidas, las más "cutres" son las mias (no tengo ni idea de fotografía) pero por ejemplo la del lago y algunas otras como la de la mujer son de mi compi, que es más "pofesional". A él no le gusta que lo diga pero...no me quiero atribuir méritos que no son mios.

Mamen dijo...

--Gracias Joselez!! La Capadocia es un sitio para investigar a placer, no os dejéis llevar por los circuitos y tal, que siempre te paran en los mismos puntos porque entonces se convertirá en un coñazo (lo digo por experiencia propia, porque esos dos, casi tres días no tuve más remedio que hacerlos con guia, y sí, muy bien porque te explican todo pero ufff qué atada me sentía.) No te preocupes por comentar, por supuesto no es obligatorio, recupérate de todo! Un abrazo! Ah y las fotos te las presto ;-)

--Jejejeje...Ralph, no sé, tendré que hablarlo a ver ;-)

Bsos!!

Asterina dijo...

Guau! Que lugar tan especial, me encantaria visitar el lago salado!
Esa zona tiene que ser impresionante.
No me había enterado tampoco de lo del blog action day hasta que no leí tu entrada, y ya era tarde para actualizar el mío. Otro año será. Aunque no sirvan de mucho a mi me parecen bien que se celebren, poco a poco se va concienciando.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Una maravilla pasear contigo por el lago salado y Capadocia. Paisajes atemporales que consolidan la belleza mineral de nuestro planeta.

Muchas gracias por este viaje, Mamen. ¡Me apunto al próximo!

Mamen dijo...

Sí Asterina, aunque sea poco a poco la gente se va concienciando, a ver si pasa de la conciencia a los hechos. Por cierto respecto a este tema, para el que le interese, tngo un amigo blogger:

http://notime-towaste.blogspot.com/

que se reunió este día del Blog Action Day con personas del gobierno para tratarlo. La conclusión a la que llegó fue nefasta, según cuenta, nuestros dirigentes ven la cumbre en Copenhague como buena para remover conciencias, pero no van a tomar medidas clave. Osea: que haga la población, pero nosotros el Gobierno, desde aquí arriba a mirar. Joer pero quién es el que tiene que tomar medidas? sanciones? leyes?

Bueno que me enervo, que este tema no es de aquí.

Gracias por tu comment Asterina, sí que es un lugar digno de visitar.

Mamen dijo...

A tí por venir Javier!!! Qué razón tienes, qué de cosas curiosas hay por el planeta, sí señor! jaja.

Bsos!!

Perséfone dijo...

Qué pasada de vacaciones que os habeis pegado. Os envidio un montón.

De esta entrada, lo que más me ha llamado la atención ha sido el fenómeno que has explicado (el de la sal), aunque el resto de imágenes son impresionantes.

Me ha encantado compartir tu viaje, aunque sea en la distancia.

Un abrazo.

Mamen dijo...

Gracias Perse, no envidies nada, yo a tu edad no conocía ni la mitad que tú, seguro. Y sí que son curiosos los fenómenos de la naturaleza, a mí al menos me resultan interesantes.

Un abrazo!!

Laura dijo...

Mola ^_^. Ahora tienes que hacer otro viaje para seguir escribiendo post :P

Jesús Dorda dijo...

Lo cuentas tan bien y pones tan buenas fotos que dan ganas de irse a la agencia de viajes ¿no tendrás comisión?
A algunos hace falta poco para animarnos, pero es un viaje impresionante de verdad.

Mamen dijo...

--Jajajaja sí claro Lau, a ver si en la oficina me quieren pagar sin trabajar y me dejan otro mesecito libre a mi disposición ;-) No estaría mal.

--Hola Jesús! Pues yo creo que debería trabajar de guia turístico, ¿verdad? jaja. No, mejor algo relacionado con la naturaleza, que me gusta mucho más. :) Si es que yo escogí la profesión equivocada.

Besillos muchachos. Gracias.

ANZAGA dijo...

Qué bien aprovechadito el viaje... Me ha encantado. La Capadocia la tengo pendiete de un sueño... Besos Mamen.

Mamen dijo...

Qué tal Anzaga? ;-)
Sí, bien puede ser un paisaje de un sueño. Pues ya sabes dónde ir el próximo viajecito.

Saludos!

Viviana y Sofia dijo...

lugar aluncinante!!! costara mucho q esas imagenes se borren de tus ojos!!

Mamen dijo...

Hola Vivi! Qué tal? Cómo os va?
Sí que es un lugar mágico, misterioso. Pena que no lo disfruté como hubiera querido.

Un saludo para México!!! :)

Mr Blogger dijo...

Un país fascinante, si señora.