lunes, 2 de noviembre de 2009

Especial Danza Derviche

Entradas relacionadas:
Estambul
Turquía: Final de viaje.



Desisto. LLevo horas intentando subir mis propios vídeos al blog, pero desisto. También desisto de subirlos a Youtube. No sé qué pasa con este vídeo pero tres horas de reloj me parece demasiado tiempo de espera. Lo siento queridos lectores, se van a quedar sin ver a una maravillosa bailarina de danza del vientre. No, no intenten sobornarme poniéndome ojitos de desamparo...

¿Había dicho que mis entradas sobre Turquía habían acabado? ¡Pues no! Atendiendo la petición de un apreciado lector he continuado la saga con esta entrada, la cual prometo que será la última si no hay más peticiones.

Es verdad que no había comentado nada de los famosos Derviches giróvagos de Turquía tal como me recuerdan, quizá lo he obviado un poco porque fue una experiencia agridulce.

Los Derviches son miembros de un grupo religioso musulmán que sigue una doctrina espiritual relacionada con el ascetismo y que tienen una danza muy particular que todos conoceréis mediante la cual se acercan a esa espiritualidad. Los danzantes giran sobre sí mismos, en algunos casos se deshacen de su chaleco y su gorro mientras bailan simbolizando así su despojo de los bienes terrenales. Alzan sus brazos cuando comienzan a entrar en esa especie de éxtasis que les libera de este mundo y les transporta hacia la verdad.

Ésta es la explicación mágica, pero para mí lo que les pasa es que cogen un colocón de mucho cuidado de tanta vuelta y no saben ni dónde están. Sé que este comentario sobraba, pero no pude evitarlo.

Aún así es muy recomendable verlos, y eso que lo que yo vi era un simple espectáculo turístico. No eran los Derviches reales pero lo hacían infinitamente bien. Te advierten de que al ser algo que ellos viven de una forma muy espiritual no está bien usar flash, ni siquiera hacer fotos ni molestarlos lo más mínimo mientras están girando. A los sectores más conservadores en Turquía no les gusta que esta danza se esté convirtiendo en un reclamo turístico, se haga de cualquier forma en cualquier lugar perdiendo así su verdadero significado y religiosidad.




Por lo que cuento anteriormente no tengo ni una fotografía, pero he adjuntado este vídeo filmado en Estambul donde se puede apreciar lo que es la danza en sí.

También las mujeres realizan danza Derviche. Ésta que podéis apreciar en el vídeo de abajo fue la misma bailarina que yo vi en una cueva de la Capadocia. Impresionante el énfasis con que baila, las ganas y la pasión que le pone. El mirarla te transmite algo, te eleva, te evade, te llena y al mismo tiempo te angustia porque parece que está sufriendo. Es una sensación extraña, pero no puedes dejar de mirar, es algo hipnótico.



Siguiendo el repaso del folclore turco y cambiando de baile, os diré que se cree que el origen de la danza del vientre es griego, pero como mientras escribía he recibido mil o dos mil peticiones vuestras (bueno, sólo trescientas) para que pusiera un vídeo, ahí va. La bailarina es la misma, a mí me parece buenísima y no soy la única contando los comentarios que hay en internet sobre ella. Debe de ser que todos los turistas acabamos en el mismo sitio.

Tengo que hacer una aclaración: el espectáculo estuvo genial, derviches, danzas folclóricas y danza del vientre, con muy buenos bailarines, pero el sacar a los turistas a la pista a bailotear para que no se aburran entre actuación y actuación sobra y sobra aún más que pongan Paquito el Chocolatero hasta las tres de la madrugada y una tenga que aguantar tres horas de pachanga española cuando no lo aguanto ni en España. Menos aún cuando tengo que coger el avión tres horas más tarde contando que dos horas antes tengo que estar en el aeropuerto. No va una a Turquía a ver a la gente haciendo el ganso ni a bailar a Bisbal. Es decir, una iba a ver una cosa seria, todo el tema borreguil sobró. Al final me veo dando la razón a los sectores más conservadores de Turquía.

En fin, dejando aparte este lapsus que critica que traten al turista como una cosa con poca inteligencia, os dejo con esta maravilla de bailarina, que es lo mejorcito que tenían allí. Siento no haber podido subir mi vídeo pero en éste se ve también pefectamente cada movimiento de abdomen que tiene esta mujer aunque ni qué decir tiene que no se aprecia como en directo.



Ahí la tenéis, y sin lumbago ni nada.

12 comentarios:

Troglo Jones dijo...

Eso es lo malo, que las cosas se convierten en espectáculos y a veces resultan un poco patéticos. Pero bueno, así están las cosas.

Abrazos.

artal dijo...

agradecido por la deferencia. a mi cualquier musica llevada al espectaculo sean los derviches, el flamenco (con toda esa ñoñeria del flamenquito pop de porrito y buen rollo) o mismamente el jazz llevado a los grandes escenarios y festivales para estrellas del colorin no me gusta ni interesa. en algunso aspectos ser un integrista es lo mínimo por coherencia :-)

Laura dijo...

Es una pena que todo esto esté montado de cara al turismo. Si se hiciera con más respeto y menos petardez sería mucho más interesante. ¿No viste ningún bailarín masculino de danza del vientre? En el escenario turco del Carnaval de las Culturas de Berlín había uno y bailaba mil veces mejor que las chicas.

Mamen dijo...

De verdad que el espectáculo estaba muy bien. Bailaban muy muy bien, eran buenos. Pero lo ideal es ir a verles a ellos y nada más. Todo lo demás sobra. No sé, hacerlo un poco más "fino", menos "chabacano" por así decirlo. Pero bueno, quizá de otra forma la gente se aburra y es lo que les demanden, no sé.

Por ejemplo también fui a escuchar fados en Portugal y la gente se aburría porque eran muy tristes (según ellos) y se pusieron a cantar clavelitos, asi que imagina qué falta de respeto para los fadistas.

No sé, un poquito de cultura y menos españoladas, gracias, que somos a veces de un paleto...

Mamen dijo...

Qué tal Lau? Te me colaste mientras contestaba a Troglo y a Artal. Pues no, bailarines masculinos de la danza del vientre ninguno, ellos bailaban otros bailes más típicos y muy bien también. Si el problema no eran los bailarines, era lo demás.

De todas formas yo creo que en la mujer queda mucho más bonito la danza del vientre, será por la forma del cuerpo o lo que sea. No creo que un hombre quede igual de sensual, aunque la próxima vez me invitas a Berlín, jeje.

artal dijo...

una tripa cervecera de holligan tambien puede dar su juego :-)

Mr Blogger dijo...

¿Entonces es casi más auténtico un espectáculo de danza que se traen de turquía aquí y se presenta en un sitio decente que lo de allá? vaya mierda...

Mamen dijo...

Jajajajaja Agggg!!! NO!! Por favor, le estáis quitando toda la sensualidad al baile! jaja.

Artal, lástima que no hayas visto a un Spiderman (estatua humana de las que hay que echar dinero para que se muevan) que suele estar en la Plaza Mayor de Madrid. Pues tiene una tripa cervecera de las que tú dices! jaja, es que choca bastante un superhéroe con esa "barriguita" (ejem...barrigota). Seguro que los que son de aquí saben de quién hablo, se está haciendo conocido el hombre. Me lo imagino bailando la danza del vientre, aggg noOOO, qué horror. ;-)

Mamen dijo...

Pues no lo sé Mr. No he ido aquí a ningún espectáculo de este tipo. Lo mismo es como si te metes aquí en una Cueva de Sacromonte comparado con Sara Baras. Pues yo qué sé. El caso es que como comento bailaban muy bien ¿eh? DE ESO NINGUNA QUEJA. La queja más bien proviene de la forma de presentarlo, que vuelvo a decir que lo mismo es lo que la gente demanda, porque todo el mundo daba la impresión de estar encantado de bailar los Pajaritos en Turquía menos cuatro o cinco entre los que me incluyo.

Mamen dijo...

Por cierto, ¿recordáis la canción de Franco Napiato, perdón, Battiato (sí, es que estoy graciosilla) que dice así..."Yo quiero verte danzar como derviches tourneurs que giran
sobre la espina dorsal al son de los cascabeles del kathakali?" Uhmmmm (suspiro)..Tendría que haber empezado así el post, como empecé el de Estambul con el poema de Espronceda :):):)

Javier 16 dijo...

Ahí Mamen, ahí está el tema que me ha rondado nada más ver el post, por ciento, tan interesante como siempre. Franco Napiato de Martes y trece, cómo recuerdo aquél sketch. Cuanta razón tienes. Lo de paquito y la chocolatada, los clavelitos, joé, es la esencia misma de este país, no en la mochila, sino en las alforjas y, el traje de pana con refuerzos en las rodillas.
Por último y ya que estamos, quiero agradecer al contingente de Madrid 2016, que no acudieran a la cita, vestidos de toreros. Qué peso me quitaron de encima.
Saludos

Mamen dijo...

Jajajaja. Yo casi me alegro de que no nos dieran los Juegos. En mi opinión es mucho más importante gastar el dinero en otras cosas y no de cara a la galería. No me dio ninguna pena.

Y sí, nos va a costar deshacernos de los volantes con lunares y del traje de torero. Todavía hay muchos en Spain que quieren dar esa imagen. No sé, está bien mantener la cultura de un país (por supuesto la Fiesta del Toro NO, eso no es cultura, es propio de un país de incivilizados) pero hacerlo de una forma más fina, que ya tendríamos que haber evolucionado un poquito. Seguimos siendo la "purrelilla" de Europa.

Saludos Javier! Y Gracias!!