martes, 30 de junio de 2009

De aquí para allá

Me han rogado que en esta entrada no dé nombres ni de pueblos ni de lugares, así que voy a hacer caso. Ya sabéis el pánico que tenemos los que disfrutamos de solitarios y salvajes rincones a que se nos llenen de gente o de personas con malas intenciones, léase cazadores sin escrúpulos, que los hay tanto furtivos como no furtivos, pero para el caso es lo mismo. La eterna lucha cazador-senderista, sí, sé que me estoy reiterando en el tema así que me callo y sólo dejo aquí este enlace para quien le apetezca firmarlo.





La cuestión es que desde aquí,



Un bonito pueblo de España

hasta allá,



Otro bonito pueblo de España con bella damisela observando el paisaje.
Ah no, que es el cantante fugado de Camela con el gorrito de NO camuflaje.



hay un barranquito de lo más salvaje por el que no ha pasado ser humano -o al menos eso parece- en mucho tiempo. Está bastante cerrado por la vegetación, entre las ortigas que crecen en él y la cantidad de insectos que viven deliciosamente entre sus plantas, acaba uno bastante perjudicado, pero como dice el refrán "sarna con gusto no pica".


Compañera del cantante de Camela
perdida entre la vegetación.


Al no ser un sitio de fácil acceso la fauna es considerablemente más alta en número y más confiada que en otros lugares. La primera visión fue el avistamiento -supongo que antes por su parte que por la nuestra- de este alimoche con su característica cabeza amarilla desplumada. En la Península es sólo un visitante estival, pero en las Islas Canarias y Baleares tienen poblaciones estables todo el año.


Alimoche

Después de analizarnos con unas cuantas pasadas siguió a lo suyo. Estaba de caza, al rato lo vimos con un topillo en el pico, el pobre animal no se imaginaba el viaje que iba a hacer por las alturas en vuelo completamente gratis, eso sí, con un destino fatal. La vida es así, unos mueren para que otros se mantengan. Es la cadena.



¿Cómo no? También poblaban los cielos los buitres leonados. Yo los llamo "Los señores del cielo", siempre omnipresentes en cualquier lugar.


Buitre leonado

Con ellos compartía acrobacias aéreas un hermoso ejemplar de águila calzada en su fase clara, de la cual no tenemos foto pero que es así de bonita.


Águila calzada en fase clara.
Foto de Eduardo Nogueras Ocaña
tomada de www.sierradebaza.org



Sin embargo lo más significativo del lugar era la cantidad de corzos que salían por doquier de cualquier parte. Literalmente los íbamos espantando de las praderas donde estaban descansando.



Algunos optaban por quedarse agazapados entre la maleza para no ser descubiertos, y de hecho no los ves, hasta que finalmente los puede el miedo y se levantan escopetados saliendo como alma que lleva el diablo perdiéndolos de vista en unos segundos.


Corzo asustado ante nuestra presencia.
Al ver la fotografía en casa nos dimos cuenta de que aún era una cria.
Si ampliáis, no hay más que observar el pelaje y las manchas blancas en los costados.
No me digáis que no es bonito, si dan ganas de pegarle un achuchón.


Corzo adulto entre la maleza,
pensándose si salir corriendo o seguir comiendo.




Y como somos buenas personas,
si algún sediento acude a tí, dále de beber.


Pero ésto no fue todo, para mí el momento mágico del día fue cuando me quedé sola metida entre un montón de árboles con denso ramaje para observar un insecto que me llamó la atención y en esas estaba cuando un pajarillo se me aproximó a una distancia mínima. Me quedé en cuclillas tal cual estaba sin pestañear para no espantarlo, y así pasó un buen rato, tanto se me acercó que alargando la mano podría haberlo tocado. Me rodeó completamente de un lado a otro, saltando de rama en rama, me estuvo observando un buen rato, y yo pude observarlo en detalle a él. Se trataba de un ruiseñor bastardo.

Ruiseñor bastardo.
Foto de JL Beamonte,
tomada de www.pajaricos.es


Cuando comenzaron a dolerme las piernas y me tuve que levantar se alejó un poco. Vamos, que me cansé yo antes que él.

Un precioso, solitario y mágico momento de total complicidad que me alegró el día.

30 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Mojado.

Sí: Mejor no dar nombres. Los buscadores de internete funcionan bien, y nunca se sabe qué escopeta puede estar apuntando.

Me pierdo por un tiempo largo.

Abrazos.

Mamen dijo...

Hundido?
Jaja, no,que es broma.

Pensé que ya te habías perdido. Ahora husmeo por tu blog pues. Felices Vacaciones. Abrazos!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Un agradable y fructífero paseo. El sitio no podía estar mejor elegido: un soto en primavera, en el fondo de un barranco calizo. Un lugar donde bulle la vida...esperemos que así siga por siempre.

Saludos

Mamen dijo...

Eso espero Fco Javier. Agradable paseo excepto por las picaduras que ahora nos están trayendo mártires, pero son gajes del oficio ;-)

Muchas gracias por pasarte por aquí.
Un saludo!

Mr Blogger dijo...

si por ahí hace tiempo que no pasa gente, el ruiseñor se sentiría tan curioso como tu con él. Una belleza mirando a otra belleza, atraídos como un imán

Ars natura dijo...

UN rinconcito "durandiano"!
como nos ha enseñado el amigo Frikosal
jejejejeje

Mamen dijo...

Jajajaja, Mr, qué poético estás. Bueno...si tú lo dices..Plas, plas, plas( aleteo de mis pestañas al viento)Sí, lo recuerdo como un momento muy bonito y sólo para mí. :)

Síííí Ars!! No te creas que no me acordé. Qué placer dan los sitios "durandianos" ;-). Si a alguien le apetece investigar qué es un sitio durandiano que pinche aquí

Bsillos!

erinia dijo...

Ay, que envidia, Mamen... me encantan estos sitios tan silvestres. Hace tiempo que no me voy (y creo que ahora tardaré un año al menos) a patear terreno.Me consuelo leyendo tus entradas. jejejejej...

Troglo Jones dijo...

¿Y el ruiseñor no te preguntó por Kaká? Qué suerte tienes. La virgen, qué día llevamos, yo me hago ermitaño, ja, ja.

Salud.

Javier 16 dijo...

En abril mientras analizaba un desplumadero de búho chico dentro de un cerrado desfiladero, vi en primera linea, la imagen del miedo. Eran dos machos de corzo junto a otras dos hembras que, avanzaban jadeantes a la carrera. Pararon bajo mi posición y yo, quieto, sin respirar, les observé y descubrí su expresión de terror.
No me vieron pero, sí me ventearon. Yo era la causa de su inquietud, la codicia desenfrenada de mi especie.

Me suena el paraje de esta envolvente entrada, muy agradable y relajada, con sus corzos más libres.
Es acertada la idea, aunque nos privemos de su magia.

Saludos.

ANZAGA dijo...

Precioso paseo. Has contado todo tan bien que de alguna forma siento que yo también he realizado la caminata por ese lugar tan SECRETO y escondido...

Qué pena que estos lugares sean los pocos y los menos y que incluso sea necesario no delatar su situación...

Saludos

Mamen dijo...

Eri más envidia te tengo yo a tí, créeme ;-)

Pos no, Troglo. Hubiera creido vivir una pesadilla. Lo de los new fichajes es alucinante, ocupando la portada en todos los periódicos, y yo ando buscando información del vuelo ese que también ha caído al mar y que tiene un superviviente por lo visto, y no lo logro ver en los telediarios, no sé si es que siempre llego tarde. Ahora que del fútbol me trago un cuarto de hora, joder joder joder q asco.

Mamen dijo...

Javier, yo también me he cruzado con animales huyendo despavoridos de cazadores. Recuerdo una vez que estando sentada en una piedra oí por detrás mucho ruido, y como oia perros pensé que eran perros que bajaban por la ladera así que hasta cogí un palo (porque sustos con perros he tenido alguno) y en eso que por la espalda me llegaron dos corzos a velocidad del rayo. Yo creo que iban tan asustados que ni me vieron. Me sobrepasaron como una exhalación. Así que caí en que los perros que oia eran de cazadores. Pobrecillos. Que estén en su hábitat tranquilamente comiendo, unos animales que no hacen daño a ningún otro, y que vengan unos desalmados a pegarles cuatro tiros por placer...pfff...me descompone, pero muy mucho.

Mamen dijo...

Anzaga, es que cada vez me fio menos de decir nada, que hay mucha mala persona por ahí. El paseo precioso y relajado. Se olvida uno de todo, es como irse a otro planeta, sobre todo comparándolo con la ciudad de Madrid y con la vida que diariamente hacemos.

Saludos a todos!!!

artal dijo...

bonito agujero para perderse. envidia me has dado. este finde estuve por exigencias del guion en casa en plan vago (alternado con las labores propias del sexo de uno como pequeños arreglos y mantenimiento -amen de beber cervezas-) y me limite a ver a los buitres que pasaban por mi espacio aereo. el lunes por noche tuve algo de suerte y cuando salia con los perro vi un quebrantahuesos.

Mamen dijo...

Ya quisiera yo ver desde casa buitres, bueno, los veo en cuanto salgo de casa, pero no son plumíferos. Lo más que veo desde mi ventana son unos cernicalitos que anidan por allí y sólo de vez en cuando, aunque me entretengo con los aviones (aves, entiéndase). Qué privilegiado eres. Justo del Quebrantahuesos (ésto hay que ponerlo empezando por mayúscula) hablábamos ese dia y me acordé de tus fotos. Les explicaba yo a mis compis cómo eran y que en España ya sólo se pueden ver -tristemente- en los Pirineos. No sé si veré alguno en libertad en mi vida algún día antes de que se extingan del todo, sí, muy pesimista me veo. Esperemos que salgan adelante.

Saludos Artal !!

superviviente dijo...

sisi, ya sé que me estoy muriendo pero... ¿y qué hay de lo de la presentación de kaká?

Joselez dijo...

Bueno, Mamen, qué descubrimiento tu blog, seguimos a blogueros comunes.
Me ha encantado tu viaje durandiano, que me recuerda mucho a un sitio donde estuve hace tiempo (y que no digo porque creo que es el mismo).
Muy bonitas las fotos, he disfrutado mucho.
Lo del ruiseñor b. me da tanta envidia... yo he pasado algunos momentos mágicos como ese, y se recuerdan toda la vida. Normalmente estás sol@ viendo algo cuando una familia de topillos, o un corzo, etc., pasa a tu lado.
¿Quiero ver un ruiseñor bastardo!
Saludos

Mamen dijo...

Jajaja, señor superviviente, me suena usted de algo. ¿No vivirá en mi desván?

Pero ¿¿si es usted superviviente cómo que se está muriendo?? ¡No me diga que se muere ahora, cuando ha sobrevivido a 152 personas! No es correcto!!! No nos haga eso! Sobre todo no se lo haga usted!! ¿Ve? Si es que los telediarios no dan noticias!!! Me tengo que enterar porque me escriba usted aquí.

Mientras se muere o no, puede seguir leyendo por aquí. Bienvenido ;-)

Mamen dijo...

Hola Josele! Bienvenido. Sí, te he visto comentando por algún otro blog ;-). Bueno, pues si has estado ya no hace falta contar nada. Además de lectura, compartimos momentos mágicos y afición ¿no?

Lo malo de estos "momentos" es que por más que lo cuentes la gente no te va a entender y no va a sentir lo mismo, pero lo bueno es que el privilegio es sólo tuyo ;-)

Un saludo y gracias por el comentario!

Jesús Dorda dijo...

Cuando uno se queda solo y quieto en la espesura es cuando son los dueños de esa casa los que vienen a recibirte.
En el polo opuesto, a 300 metros de mi casa he tenido que soportar que un escopetero me amenace con matar a mi perrilla (que solo sabe cazar palos) mientras él llevaba tres perros sueltos.
Los hay que con un arma en las manos se creen los dueños de todo.

Mamen dijo...

Hola Jesús. Un placer tenerte por aquí. Pues ándate con ojo, que a los cazadores "se les va bastante la pinza" por decirlo de alguna forma, no tienen sensibilidad ninguna, ni siquiera hacia sus perros, pues imagina hacia el perro de un extraño.
Con lo bonito que es disfrutar el monte de otra forma, integrándose y observándolo, que es como se disfruta de verdad y no matando todo lo que por allí se mueva. No será la primera vez que matan perros de otras personas que les molesten, algún caso he leido. Supongo que se sienten superiores con un arma en la mano y necesitan reafirmarse así porque no encuentran otra forma.

En fin, siempre acabo hablando de lo mismo.

Saludos!!

Lluís Sogorb dijo...

Gracias por el lugar y, por el paseo. Muy acertado mantener su anonimato. Tu encuentro con el ruiseñor me recuerda algún que otro que he tenido con algunas especies. Recuerdo especialmente el encuentro con una familia de Mitos. Practicamente me rodearon y se acercaron a una distancia que ni siquiera hubiera tenido que alargar la mano para tocarles. Apreté los labios, para que el golpeteo acelerado de mi corazón no los asustase. Unas aves diminutas, de larga cola. Bellos. Todavia puedo ver sus cristalinos ojos y la pureza de la mirada que me dedicaron. Si uno de estos señores que anda por ahí con escopeta al hombro tuviera un encuentro de estos y, dejara que su alma lo disfrutara, dejaría caer instantáneamente su instrumento asesino al suelo para no recogerlo jamás. Saludos

Mamen dijo...

Qué bonito lo último que dices Sogorb. No sé si todo el mundo está capacitado para eso, hay que ser muy sensible, pero los que no lo son o no lo han querido experimentar nunca no saben lo que se pierden, es emocionante.

Los animales si no les haces daño acaban acostumbrándose a tu presencia, acercándose y lo más importante: aceptándote, cosa que el humano queda muy lejos de hacer hasta con sus congéneres.

Muchas gracias por tu comentario. Un saludo!

Asterina dijo...

Qué bonito por favor! Eres muy afortunada por pasear por lugares como ese. Saludos!

Mamen dijo...

Cualquiera puede Asterina! Anímate!

Por cierto que te cogí la web de las firmas y la he reenviado por ahí para hacer más fuerza. Muchas gracias.

Un saludo!!

Perséfone dijo...

Creo que una de las mejores maneras de concienciar a la gente es mostrando lo que podemos perder si seguimos sin cuidarlo. En este sentido cumples muy bien con tu cometido ^^

Preciosas las fotos.

Voy corriendo a ver si firmo eso.

Un besote.

Mamen dijo...

Gracias Perse. Sí, hay que educar un poco al personal, a ver si así poco a poco se va tomando conciencia de los valores ecológicos que tenemos y que es muy importante conservar.

Un beso!

frikosal dijo...

Que viva Durand !!

Mamen dijo...

Que viva señor Frikosal!!! ;-)